Leonoticias

UGT reclama que León, Zamora y Salamanca «no están teniendo las mismas oportunidades»

video

UGT Castilla y León ha aprovechado esta reunión para pedir la garantía de los bienes básicos. / Sandra Santos

  • El desequilibrio con el resto de la comunidad está perjudicando a los trabajadores y ciudadanos de la zona oeste de Castilla y León

Un análisis de las preocupaciones y necesidades de los ciudadanos ha llevado a UGT a llegar a la copnclusión de que es el año de recuperar los derechos. Tras años de crisis y sobre todo de recortes y medidas en prejuicio de los trabajadores el sindicato insiste en la necesidad de recuperar lo perdido a través de una fórmula sencilla: «la negociación con movilizaciones». El Secretario General de UGT en Castilla y León, Faustino Temprano aseguró que «estamos revindicando que es hora de recuperar todo lo que hemos perdido, no estamos en época de resistir».

El secretario general de UGT en Castilla y León ha aprovechado esta reunión para pedir la garantía de los bienes básicos, así como para hacer un repaso por las necesidades de la comunidad.

UGT aprovechó también para presentar un informe en el que se refleja la pérdida de 1500 centros de trabajo en la provincia desde el comienzo de la crisis. También insistió en la necesidad de corregir los errores de la comunidad con la zona oeste antes de ordenar el territorio.

«De nada va a servir ordenar el territorio si no se corrigen los errores», comenzó Temprano. El sindicalista insistió en que «la zona oeste, León, Zamora y Salamanca, no está teniendo las mismas oportunidades». El desequilibrio con el resto de la comunidad está perjudicando a los trabajadores y ciudadanos.

Temprano también criticó los presupuestos de la Junta y el Estado con la provincia leoneses y los clasificó de «insuficientes, ineficaces y decepcionantes», el sindicalista no entiende cómo el Gobierno del PP va a cumplir en 6 meses lo que se firmó en los presupuestos nacionales. Por su parte, al hablar de los presupuestos de la comunidad criticó la «disminución de partidas básicas» como las destinadas al desempleo, la educación o la sanidad. Ya que en la mayoría de los casos si aumentan, lo hacen en menor medida que la inflación.