Leonoticias

Las ventas de coches usados crecen en León un 16,5% entre enero y marzo

Las ventas de coches usados crecen en León un 16,5% entre enero y marzo

  • La provincia ha adquirido más de 5.000 vehículos de segunda mano en el primer trimestre del año, pero este incremento contrasta con el aumento del 20% en toda la Comunidad

Las transferencias de vehículos usados crecieron un 16,5 por ciento en la provincia de León, llegando a los 5.066. El incremento autonómico es del 20 por ciento en el primer trimestre de este año respecto al mismo periodo del año pasado, hasta las 26.962 unidades, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto). Castilla y León fue la autonomías que registró un menor incremento de este mercado, que en el total nacional supuso 551.108 unidades, lo que supone un incremento del 30,7 por ciento.

En concreto, por comunidades autónomas, todos los mercados marcaron registros positivos de dos dígitos hasta marzo. Destacaron Castilla-La Mancha (45,7 por ciento); Madrid (39,7 por ciento); Navarra, (39,1 por cieno); La Rioja (35,9 por ciento); Baleares (34,2 por ciento); Cataluña (31,2 por ciento); y Valencia (31 por ciento).

Por debajo se situaron País Vasco (29 por ciento); Andalucía (28,9 por ciento); Murcia (27,9 por ciento); Aragón (27,6 por ciento); Canarias (26,1 por ciento); Cantabria (24,3 por ciento); Galicia (23,9 por ciento); Extremadura (22,1 por ciento); Asturias (21,7 por ciento); y Castilla y León (20 por ciento).

Por provincias, las ventas de coches de segunda mano crecieron en Salamanca (3.747), un 26,3 por ciento; en Burgos (4.032), un 24 por ciento; en Segovia (1.809), un 21,8 por ciento; en Ávila (1.767) y Palencia (2.144), un 18,9 por ciento, en ambos casos; en Zamora (2.112), un 18,5 por ciento; en Valladolid (5.389), un 17,9 por ciento; en León (5.066), un 16,5 por ciento; y en Soria (896), un 15,6 por ciento.

El “buen dato” registrado en España se debió sobre todo al impulso de las operaciones de coches seminuevos, de hasta tres años, comercializados principalmente por los concesionarios, y que incrementaron sus ventas en un 67 por ciento hasta marzo, acaparando ya además casi un cuarto del mercado (22 por ciento). Hace un año sólo representaban el 17 por ciento, señala un comunicado.

Fuentes de Faconauto destacaron que las matriculaciones de vehículos nuevos en los canales de “renting” y “rent a car” están poniendo en el mercado un volumen considerable de usados “jóvenes” que están, al mismo tiempo, respondiendo a la creciente demanda que hay de este tipo de coches. Además, indicaron que la falta de Plan PIVE ha vuelto a despertar el interés de los compradores por los modelos seminuevos que, por precio y prestaciones, ahora son igualmente competitivos respecto al vehículo nuevo.

En este sentido, explicaron que los datos confirman las posibilidades que ofrece el mercado de usados a la hora de resolver el problema de la antigüedad del parque de nuestro país. “La eliminación de la circulación de los coches viejos se tiene que realizar con todas las herramientas que tengamos a nuestra disposición, y el coche usado es, sin duda, una de ellas. Siempre será mejor cambiar un coche de quince años por uno de cinco a que aquel siga circulando”, indicó el presidente de Faconauto, Jaume Roura.

Sin embargo, desde la patronal constataron que lo que no cambia es la polarización del mercado, ya que el 54 por ciento de las transferencias todavía fueron protagonizadas por coches con más de diez años, cuyas ventas crecieron un 28,5 por ciento hasta marzo.

Por otro lado, el comportamiento de las matriculaciones de vehículo nuevo hizo cambiar la ratio vehículo usado frente al vehículo nuevo, que ahora sube a 1,8 ventas de usado frente al nuevo, cuando el año pasado estaba en 1,5.

Temas