Leonoticias

Sindicatos y patronal no logran un acuerdo en el Serla para el sector de las ambulancias

  • Se han convocados paros de dos horas, entre las 12 y las 14 horas, los próximos días 5 y 12 de mayo

La representación sindical del sector de ambulancias -Comisiones Obreras y UGT de Castilla y León, y de la patronal ALECA no llegaron a un acuerdo el pasado martes, 18 de abril, en el transcurso de la reunión que mantuvieron en la sede vallisoletana del Servicio Regional de Relaciones Laborales (Serla). Ambas partes habían acordado una cita para intentar alcanzar un acercamiento en el largo conflicto que mantienen en la búsqueda de una “entente” que desbloqueé la negociación del vigente convenio colectivo autonómico.

Por lo tanto, y respetando el plazo de diez días que exige la normativa para efectuar una convocatoria de huelga, hoy ya se ha registrado oficialmente la convocatoria de paro de dos horas entre las 12 y las 14 horas, los próximos días 5 y 12 de mayo. Y si el desencuentro persiste, está prevista una huelga general de 24 horas para todo el sector en la Comunidad a finales del próximo mes de mayo, aún por determinar la fecha.

En la actualidad, según CCOO, los cerca de 2.500 trabajadores del sector del transporte sanitario en la Comunidad se encuentran “a la cola” en lo concerniente a prestaciones económicas. "Si hacemos una labor comparativa entre los 16.300 euros de media anual que percibe un profesional aquí, y los más de 26.000 que cobran en Guipúzcoa y Madrid, la diferencia es abismal. Al hilo de estos graves desajustes, los profesionales de las ambulancias en esta tierra solo pretenden acercarse a la media salarial de este país".

El último convenio colectivo se firmó en 2007, con vigencia hasta 2010, y en él se recogían las subidas salariales en 2008, con un aumento del siete por ciento mas el IPC (Índice de Precios al Consumo), en 2009, el ocho por ciento más el IPC y en 2010, el nueve por ciento más el IPC. Se pretendía con ello alcanzar la media salarial de España. El convenio se cumplió en 2008 y en 2009, pero en 2010 se rompió por culpa de la crisis y en aras de preservar el empleo. En 2010 la subida pactada se dividió entre 2010 y 2011, a un 4,5 por ciento anual más el IPC por cada uno de los dos años. Además, el sindicato precisó que de no haberse alcanzado este acuerdo el empleo hubiera peligrado.

Sin embargo, denunció que tampoco se cumplió lo pactado. En 2011 no se subió el 4,5 por ciento acordado, solo el IPC. Además, en 2013, la patronal, al igual que la Junta, les rebajó el sueldo un cinco por ciento debido a que el Gobierno autonómico también se lo había rebajado a ellos en la concesión. Durante los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 les congelaron el sueldo a todos ellos. Por lo tanto, en todo este tiempo han sufrido una pérdida de poder adquisitivo del 21,7 por ciento, de ahí que sea el colectivo de transporte sanitario peor pagado de España. “Y pese a todo, la calidad en la prestación aún no se ha resentido merced al notable esfuerzo de unas plantillas que se entregan a diario para brindar un servicio notable a la ciudadanía”, remarcaron los representantes de ambos sindicatos.