Leonoticias

video

Juan Miguel Martínez, Hipólito Riesco y Santos Jiménez presentan las reivindicaciones del sector de empleados públicos. / Noelia Brandón

Los sindicatos reclaman la jornada de 35 horas para los empleados públicos para crear 500 empleos «inmediatos» en León

  • CSIF, UGT y CCOO se concentran este miércoles frente a la Subdelegación del Gobierno y el 4 de abril frente a la Junta para reclamar mejoras económicas, en la jornada laboral y para corregir el «enevejecimiento, interinidad y precariedad» de las plantillas de funcionarios

Los empleados públicos de León inician este miércoles un serie de movilizaciones con tres principales reinvindacaciones: la situación de las plantillas, la jornada laboral y la recuperación del poder adquisitivo.

La principal reclamación de los funcionarios es la jornada laboral de 35 horas. Es una promesa de las administraciones, destacan, que todavía no se ha llevado a cabo para desterrar la actual, de 37 horas y media. Esto tendría un efecto inmediato en las listas de desempleo.

«Con esta medida, se recuperarían de un día para otro 4.000 puestos de trabajo en Castilla y León y en torno a 500 en León. Las administraciones se han metido en una ratonera porque señala que quieren acabar con la tasa de paro pero no asumen su parte de responsabilidad», afirma Juan Miguel Martínez, secretario de UGT de empleados públicos que, añade, la Sanidad es el sector más afectado.

Martínez afirma que esta posibilidad está ahora «paralizada y bloqueada», pese a que algunas autonomías, como Castilla y León, han mostrado su «voluntad» de recuperar esa jornada laboral. Además, recuerdan que esta opción la ofreció el propio Gobierno ya que la prefirió a la alternativa de subir salarios.

Plantillas envejecidas, interinas y precarias

Otro de los asuntos que más preocupan a los sindicatos es la situación de las plantillas, «envejecidos, con una gran tasa de interinidad y precarias», tal y como destaca Hipólito Riesco, presidente provincial del CSIF.

La primera reclamación en este ámbito es que el Gobierno apruebe cuento antes unos Presupuestos Generales que posibiliten una oferta de empleo público extraordinaria, eliminando la tasa de reposición, que suponga el inicio de la recuperación del empleo público perdido desde 2010. En Castilla y León se han reducido en 15.300 las plazas de funcionariado, mientras que en la provincia de León han sido sobre 3.000, destacando las más de 1.200 en la administración central y otras tantas en la local.

Otro aspecto es el envejecimiento de las plantillas y destaca el dato de que hay más funcionarios en la Junta mayores de 60 años que menores de 30.

La interinidad también preocupa a los sindicatos, ya que tiene una incidencia directa «en la inestabilidad de las plantillas y la precariedad laboral, dificultando llevar a cabo planes de mejora y formación». En León hay 3.091 plazas de funcionarios interinos actualmente, destacando los 1.598 en el sector de sanidad y los 1.182 de educación.

Es un aspecto que sigue creciendo, especialmente en el sector de la educación, donde supera el 20% o el de extinción de incendios y cuidado de mayores, con más del 70%. «No solo empeora la calidad del servicio público, también supone un mayor coste para la administración», añade Riesco.

Recuperar el poder adquisitivo

La tercera pata de estas movilizaciones son las retribuciones. Destacan que han eliminado el salario diferido, es decir, las ayudas públicas para becas o medicamentos, explica Santos Jiménez, secretario general de servicios para la ciudadanía de CCOO. Esto, unido a unos salarios que se congelaron con la crisis con la promesa de recuperarse con la mejoría de la situación econonómica, ha ocasionado que los funcionarios pidan recuperar su poder adquisitivo.

Exigen el pago del 100% del salario durante las bajas o la retirada de las mediadas de racionalización del gasto público. Pero, ante todo, desean recuperar su poder adquisitivo previo a la crisis, ya que han visto congelado su retribución, además de perder ese salario diferido.

Por todo ello, comenzarán concentrándose este miércoles, a las 12:00 horas, frente a la Subdelegación del Gobierno y el 4 de abril, a la misma hora, harán lo propio en la Junta. De esta manera buscan ser escuchados y que sus reivindicaciones lleguen a los oídos oportunos para conseguir estas mejoras laborales.