Leonoticias

#PrevenciónVIH: el registro autonómico acumula 3.120 casos de VIH tras sumar 28

El registro autonómico acumula 3.120 casos de VIH.
El registro autonómico acumula 3.120 casos de VIH.
  • La tasa actual de incidencia de la enfermedad se sitúa en Castilla y León en 125,90 casos por cada 100.000 habitantes

Castilla y León tiene registrados 3.120 casos de sida tras sumar el año pasado 28 nuevos, con los últimos datos cerrados correspondientes al primer semestre de 2016, lo que supone una tasa actual de incidencia acumulada de la enfermedad que se sitúa en 125,90 casos por cada 100.000 habitantes.

Por sexos, el 78,5 por ciento corresponde a varones y el 21,5 por ciento restante a mujeres, mientras que el grupo de edad de mayor afectación es el de entre 30 y 39 años, aunque en el último año ha habido un mayor incremento entre los mayores de 49 años.

Asimismo, el registro castellano y leonés del sida indica, sobre los comportamientos de riesgo más frecuentes entre la casuística acumulada, que el primer lugar lo ocupan los usuarios de drogas intravenosas (63,7 por ciento), seguidos en orden de relevancia por la transmisión heterosexual (14,9 por ciento) y por la homosexual (7,9 por ciento)

Los nuevos casos de sida declarados en 2015 fueron 28, con una tasa anual por cada 100.000 habitantes del 1,13, cifras que rompieron la tendencia descendente iniciada a mediados de la década de los noventa del siglo pasado, en gran parte gracias a los tratamientos antirretrovirales.

En los últimos años, las declaraciones de sida habían sido 21 en 2014; 23, en 2013; en 2012, 30; 29 casos de sida en 2011 y 47 en 2010.

En cuanto al sistema de información de nuevas infecciones por el virus de la inmunodeficiencia, el año pasado en Castilla y León hubo 84 nuevos diagnósticos de VIH (tasa de 3,39 casos por cada 100.000 habitantes), frente a los 111 diagnosticados en 2014, 121 en 2013, 125 en 2012, 159 en 2011 y 133 el año 2010.

#PrevenciónVIH

La conmemoración del ‘Día mundial del sida’ este año, que se celebra mañana 1 de diciembre, se realiza bajo el lema ‘Levantemos la mano por la #PrevenciónVIH’, contando para ello ONUsida con el apoyo de los agentes implicados en la respuesta frente a la epidemia.

El ‘Informe sobre las brechas en la prevención’ de ONUsida expone que la disminución de nuevas infecciones por VIH entre adultos se ha estancado y que, en los últimos cinco años, se han producido 1,9 millones de nuevas infecciones anuales por VIH en adultos.

De ahí que el objetivo de las acciones de promoción y educación que engloba la campaña incida en aspectos relativos al VIH: el uso de preservativos y lubricantes, la reducción de daños, la profilaxis preexposición, la circuncisión masculina médica voluntaria, la prevención de la transmisión materno-infantil y las pruebas y la supresión vírica, orientados a la prevención de la enfermedad en diferentes grupos poblacionales, tales como adolescentes y mujeres jóvenes, poblaciones clave para la transmisión del VIH/sida y las personas que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana.

La campaña ‘Levantemos las manos por la #PrevenciónVIH’ también permite a los ciudadanos expresar sus puntos de vista sobre lo que creen que hay que hacer para fortalecer los esfuerzos de prevención del VIH/sida.

Para ello, ONUsida pide que se comparta en su página de Facebook una fotografía con una palabra o frase escrita en la mano levantada o un pequeño vídeo, expresando su mensaje que resuma lo que se necesita para prevenir la epidemia: más preservativos, empoderamiento, inclusión, profilaxis preexposición y derechos de las mujeres y de las niñas, entre otras.

La conmoración del ‘Día mundial del sida 2016’ es el vehículo elegido anualmente por instituciones, organizaciones y entidades de diverso carácter y ámbito territorial para actualizar el foco de la sociedad sobre la enfermedad.

Se trata de divulgar e incidir la importancia, tanto individual como colectiva, de los comportamientos y las actitudes que ayuden a evitar el contagio de nuevas personas, manteniendo la necesidad de respuestas rápidas y coordinadas ante el VIH/sida y poniendo de manifiesto que los esfuerzos de prevención deben de multiplicarse para que el mundo mantenga la ‘Acción acelerada’ para poner fin a la epidemia de sida en 2030, tal y como recoge la actual ‘Estrategia ONU-sida’.