Leonoticias

vídeo

Los estudiantes han despejado las dudas sobre su futuro. / Noelia Brandón

Un horizonte más despejado

  • La comunidad educativa de León celebra que se acabe con la incertidumbre de las reválidas de la ESO y Bachillerato y piden que no se juege con la educación como si fuera «una pelota de tenis»

Las dudas se despejan. No habrá reválida en cuarto de la ESO y la prueba de acceso a la Universidad, pese a no estar todavía concretada, será similar a la de los últimos años. Esta noticia es celebrada por la comunidad educativa, que valora positivamente esta decisión.

«Por lo menos se despeja la incertidumbre, que es lo peor que peude haber. Los alumnos se juegan mucho, se juegan su futuro y, aunque no tenemos claro cómo será la prueba de acceso a la Universidad, algo hemos avanzado», destaca Francisco Álvarez, director de Secundaria del Colegio Leonés.

Este primer trimestre de curso ha sido complicado y diferente, tanto para alumnos como para profesores, que no sabían muy bien por donde orientar sus clases. Pese a todo, los alumnos del Coelgio Leonés destacan estar bastante «bien preparados», aunque tenían cierto miedo sobre qué les iba a deparar el futuro.

Mal momento para cambios

«Era un año muy malo para un cambio en la educación que nos perjudicaba de primera mano a nosotros», asegura Álex García, alumno de 2º de Bachillerato en el Colegio Leonés que reconoce que está bien que desde el Ministerio de Educación «rectifiquen y asuman sus errores».

Los alumnos de cuarto de la ESO, por su parte, no tendrán esa reválida que suponía una piedra más en su camino hacia el Bachillerato. Por ello, los agentes del ámbito educativo coinciden en que lo mejor es no tocar el final de la etapa de secundaria.

Francisco Álvarez considera esta prueba un «obstáculo» ya que si los alumnos «han conseguido unos objetivos» no entiende por qué deben «revalidarlos». «Lo cierto es que tiene un componente positivo, como es potenciar la cultura del esfuerzos y del trabajo», contrapone.

Escuchar a los profesionales

El director de Secundaria del Leonés también remarca que se debe «escuchar» a los profesionales del sector y exige un pacto de Estado en esta manteria, algo indispensable «en un país civilazado y avanzado». «Es un clamor», añade.

En el ámbito del alumnado también tienen una clara petición para el Gobierno: «Me parece triste que se juegue con la educación como una pelota de tenis, moviéndola de un lado para otro. Que tomen una decisión ya sobre nuestro futuro», asegura Elisa González, alumna de 2º de Bachillerato del Colegio Leonés.

En esta misma dirección se coloca Francisco Álvarez, que destaca que en su centro estaban «relativamente tranquilos» con esta incertidumbre, donde lo que más preocupaba era «que entrasen las materias de 1º de Bachillerato en la prueba de acceso a la Universidad». «La educación no puede ser una moneda de cambio entre partidos políticos», señala.

El horizonte se aclara para los estudiantes. No está del todo definido, pero ya saben como será el final de su etapa académica y la transición hacia la siguiente. Una prueba de acceso a la universidad similar a la PAU y un paso hasta el Bachillerato sin reválida serán los broches a unas etapas que han vivido días de incertidumbre durante este curso

Temas