Leonoticias

Mérito civil, orgullo social

vídeo

Los tres condecorados durante el emotivo acto. / Inés Santos

  • La Subdelegación de Gobierno celebra el acto de entrega de condecoraciones de la Orden al Mérito Civil al secretario general de la Hermandad de Donantes de Sangre de León y a dos funcionarios de la Guardia Civil

Ángel Blanco Rodríguez, Emilio Pérez Peláez y Martín Manceñido Fuertes han sido condecorados al Orden del Mérito Civil en un emotivo acto celebrado en la sede de la Subdelegación del Gobierno en León.

Teresa Mata ha sido la encargada de conducir la sesión en el que el secretario general de la Hermandad de Donantes de Sangre de León recibía la Encomienda por su labor al frente de esta entidad.

Manceñido reafirmaba la labor de toda la sociedad que tenían reconocidos sus servicios con esta condecoración. A nivel personal, considera un «alto honor» que responde a una trayectoria para favorecer la donación de sangre «tanto en el ámbito nacional como en el internacional».

La subdelegada felicitaba el justo reconocimiento de la función de Martín. «Reafirmo tu altruista función a favor de nuestra tierra», declaraba Mata que definía al galardonado como «una institución en sí mismo y un lujo tenerle como leonés».

Título póstumo a Emilio Pérez

El momento más emotivo del acto tuvo lugar en la condecoración, a título póstumo, del comandante de la Guardia Civil, Emilio Pérez Peláez, cuya Cruz de Oficial de la Orden fue recogida por su viuda, Amalia.

Esta distinción valora un trabajo y había sido confirmada antes de la catástrofe de Maraña, en la que tres guardias civiles perdieron su vida en labores de servicio, durante un rescate en esta zona de la provincia. «Queremos mostrar nuestro respeto y consideración a las familias por la entrega sin límite, en situaciones límite y es debida la mención en cada ocasión», explicaba la subdelegada.

El tercer homenaje fue concedido a Ángel Blanco Rodríguez, teniente de la Guardia Civil, como recompensa a sus 25 años al servicio de la sociedad y por presentar una hoja de acciones intachable.

El acto se clausuró con una protocolaria foto en la que autoridades civiles y militares compartieron el momento con los conmemorados y demás familia que acompañaba a estas personas que prestan su vida al servicio de la sociedad.