Leonoticias

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago en León organiza una jornada de limpieza en un tramo de la Ruta Jacobea a su paso por la provincia leonesa.
La Asociación de Amigos del Camino de Santiago en León organiza una jornada de limpieza en un tramo de la Ruta Jacobea a su paso por la provincia leonesa. / Campillo

Un lavado de cara en el Camino

  • Casi medio centenar de integrantes y voluntarios de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León realizan una jornada de limpieza de un tramo de unos 30 kilómetros en la provincia

La estampa es muy diferente a la de hace solo un par de meses y no es la época de mayor afluencia de peregrinos en el Camino de Santiago Francés, pero en la provincia de León sigue siendo constante el goteo de caminantes que se dirigen a Compostela. En general queda a un lado la atención a una Ruta Jacobea que, como cada año, recibe a miles de visitantes atraídos por los encantos naturales, culturales, sociales o religiosos de este trayecto.

Sin embargo, la atención que reclaman los espacios que componen el Camino de Santiago es permanente, aunque no siempre la consiguen. De hecho, uno de los aspectos más llamativos es la limpieza de este camino, que no es óptima en todos los casos y que tiene territorios diferenciados. Para paliar la posible carencia que se pueda producir, alrededor de medio centenar de integrantes y voluntarios de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León han participado este domingo en una jornada de limpieza de uno de los tramos de la Ruta Jacobea a su paso por la provincia de León.

Un lavado de cara en el Camino

En concreto se ha 'lavado la cara' a los aproximadamente 30 kilómetros que separan Sahagún de Reliegos, en la zona sur de la provincia. La acumulación de basura no era demasiada en algunas zonas pero sí en otras, donde algunos de los participantes decían haber encontrado incluso botes de pasta de dientes, tarros de crema hidratante e incluso ropa.

En algunas zonas se han recogido sacos enteros de basura que se han ido depositando en los contenedores habilitados en la zona o que se han conducido a las localidades más cercanas para que pudieran ser desechados. En general se trata de pertenencias que los propios peregrinos van abandonando a su paso por el trayecto que realizan, y no siempre en los lugares adecuados para ello.

Sin embargo, desde la asociación aseguran que no es lo más frecuente, en especial cuando se habla del peregrino tradicional que conoce la esencia del Camino de Santiago. Mención aparte requieren aquellos caminantes que recorren estas zonas sin estar concienciados de la importancia que tiene favorecer la convivencia entre todos, y el abandono de basura no es uno de los ingredientes que ayuden a conseguir este aspecto. Los bancos del trayecto y las cuentas suelen ser los lugares donde más restos se localizan, y en general de comida de los caminantes.

Un lavado de cara en el Camino

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León realiza esta tarea una vez al año, al igual que procede también a la plantación de árboles, algo que acometieron hace solo unos días, entre otras cosas para concienciar de la importancia de que la Ruta esté limpia. Sin embargo, recuerdan que otro de los aspectos que les preocupa especialmente para que este camino de peregrinación ofrezca una buena imagen pasa por el desbroce de las sendas, que en muchos casos impide a los peregrinos transitar sin encontrarse obstáculos por el camino.

En este sentido apuntan a otras Comunidades ejemplares, como es el caso de Navarra o de La Rioja, donde la limpieza y el aspecto que presenta la Ruta Jacobea es prácticamente perfecto y esperan que también Castilla y León vaya tomando ejemplo y apostando cada vez más por un Camino de Santiago que es uno de los principales atractivos turísticos que tiene la Comunidad, como demuestra el elevadísimo número de peregrinos que recibe cada año.

Sin embargo, desde este colectivo confían en que la apuesta que quiere hacer la Diputación de León con el Camino de Santiago dé sus frutos y la inversión que se realice permita adecentar y mejorar el tránsito en la Ruta Jacobea a su paso por la provincia de León. También esperan que no solo se inicie el camino desde León, sino que ponen de manifiesto los encantos que puede tener la tierra de Campos, siempre más “inhóspita” pero que también tiene un atractivo para la vista. Y es que algunos propietarios de albergues de estas zonas no ocultan su preocupación por el 'salto' que los peregrinos dan en este tramo para afrontar su llegada a Santiago desde León.

Un lavado de cara en el Camino

De cualquier forma, el Camino de Santiago afronta los últimos coletazos de este año en el que se calcula que unos 290.000 peregrinos llegarán este año hasta la ciudad Santa para recibir la 'Compostela', algo que al menos hoy y en los próximos días podrán hacer en un recorrido mucho más limpio en un tramo de la provincia de León gracias a estos voluntarios que han hecho frente al intenso frío para aportar su granito de arena a la Ruta Jacobea.