Leonoticias

Trabajadores durante la última vendimia.
Trabajadores durante la última vendimia.

CCOO y UGT reclaman 50 millones para el Plan de Empleo Local en 2017 y una cofinanciación mínima del 5% de ayuntamientos y diputaciones

  • Las centrales plantean apoyos específicos para los trabajadores del campo y un impulso a las medidas de protección para los empleados procedentes de empresas en crisis

Las centrales sindicales de CCOO y UGT en Castilla y León apuestan por un Plan de Empleo Local para 2017, dotado al menos con 50 millones de euros, seis más que este año, y que la Junta condicione los fondos a una cofinanciación “mínima” del cinco por ciento de las entidades locales.

Los secretarios generales de Acción Sindical, Diálogo Social e institucional de CCOO en Castilla y León, Vicente Andrés; y de Política Sindical, Industrial y de Empleo de UGT en la Comunidad, Raúl Santa Eufemia, pidieron al Ejecutivo regional, en declaraciones a Ical, que atienda sus demandas durante la negociación de la nueva programación incluida en la Estrategia Integrada de Empleo 2015-2020 y sume a los 140 millones anuales comprometidos inicialmente (700 para los cinco años), “financiación adicional” porque el problema del desempleo aún persiste.

Vicente Andrés incidió en que reclamarán un “esfuerzo extra” a la Junta en un contexto de mejora económica aunque apreció que también se puede acometer un reparto “asimétrico” de las partidas globales hasta 2020, destinando más fondos en estos primeros años cuando son más necesarios por el impacto sobre el mercado laboral de la crisis. Santa Eufemia insistió en que las partidas totales “deberán estar sin duda por encima de los 140 millones de este ejercicio”.

El dirigente de CCOO se mostró convencido de que lograrán un “buen plan” durante las negociaciones que se extenderán, dijo, hasta que se puedan firmar los compromisos, para lo que es necesario que “estén cerrados los presupuestos” de Castilla y León. Así atisbó que la rúbrica se producirá entrado 2017.

Por lo que se refiere a las demandas sindicales para el Plan de Empleo Local, que este año generó 4.400 puestos de trabajo en los municipios de la Comunidad, Andrés comentó que ese cinco por ciento debería constituir un requisito mínimo, que se podría aumentar en las negociaciones que se mantendrán dentro de las mesas locales del Diálogo Social, cuyo mapa está cerrado a falta sólo de su constitución en las diputaciones de Segovia y Salamanca.

El responsable de Acción Sindical de CCOO aclaró también que su objetivo es que la ayuda por empleado de la Junta, pase de 10.000 a 12.000 euros, porque algunos empleos no se pueden cubrir con esa cantidad, y no quieren que la cofinanciación sirva como complemento salarial, sino que “se traduzca en empleo”. “Es necesario resolver el problema del desempleo en la Comunidad”, dijo, para recalcar que gracias a estos apoyos incorporan al mercado laboral, aunque sea durante seis meses, a un millar de perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Aseveró a Ical, que el reto también es dinamizar económicamente los municipios, y recordó que estos apoyos deben estar vinculados a actuaciones productivas, en concurrencia, en sectores como el turismo o el forestal; los contratos deben tener duración mínima de seis meses y deben estar equiparados a convenio. “Acabar con el dedismo”, sentenció.

Empresas en crisis

Raúl Santa Eufemia expuso, por su parte, que otro de sus objetivos es potenciar los apoyos para protección de trabajadores en empresas en crisis, con nuevas líneas de apoyo a los afectados. Andrés aclaró que el objetivo es contar con mecanismos de apoyo más allá de los EREs, que se han reducido a casi la mitad, para los trabajadores en casos como el de Embutidos Rodríguez u otras empresas que sufrieron incendios. Sana Eufemia precisó, en este sentido, que es necesario hacer un “estudio real” de las ayudas a los expedientes de regulación de empleo y derivar esos fondos hacia las nuevas líneas.

En cuanto al Programa Personal de Integración y Empleo (PIE), el responsable ugestista y el de CCOO destacaron que es preciso modificarlo, ante los avances logrados en la Renta Garantizada de Ciudadanía. En concreto, Santa Eufemia concretó a Ical, que debe “ampliar el límite de rentas de la unidad familiar; reducir los meses de desempleo de forma interrumpida y quitar el requisito de responsabilidades familiares”. “Queremos un mapa real de beneficiarios y que sea flexibles a su realidad y que se gaste”, resumió.

Ambos responsables sindicales también apostaron por políticas de apoyo a los trabajadores del campo, ante la precariedad que sufren en su contratación. En este sentido, recordaron que el plan de empleo rural del Gobierno se desarrolla en cinco comarcas de la Comunidad, y sólo permite empleos de tres meses. “Queremos darles más empleabilidad y profundizar en este campo”, dijo Andrés.

En las líneas de empleo, Raúl Santa Eufemia se decantó por reducir las ayudas a la contratación del empresario y potenciar más actuaciones que fomenten el empleo estable, como la ampliación de jornada.

Vasos comunicantes

Raúl Santa Eufemia explicó su objetivo general de que las líneas se comporten como “vasos comunicantes” y lo que no se ejecute en una que pueda pasar a otra, para lo que se requiere un “mapa real” de la ejecución del programa.

Asimismo, aclaró que otro reto es que las convocatorias salgan a la luz pública cuanto antes y que exista un seguimiento diario de las mismas, para poder sacar otra cuanto antes “modificando plazos y beneficiarios si hay excedentes”.

Por último, el secretario de UGT también apostó por la difusión de cada medida a través de los medios de comunicación, para que las conozca el mayor número posible de beneficiarios.