Leonoticias

vídeo

Momento del pleno celebrado el viernes. / Noelia Brandón

El pleno municipal anula la subida del 10% el IBI aprobada en la última sesión

  • Los socialistas acusan al gobierno local de «falta de diligencia» por la modificación | El pleno se enzarza en el debate sobre si colocar o no banderas de colectivos sociales en San Marcelo y Ordoño | Sendino: «Hay colectivos que ocuparían el sitio del 'trapo castellano' con mayor dignidad»

Para llegar al penúltimo pleno del año en San Marcelo había que echar la vista atrás. Como recordará el lector, en la sesión de octubre se aprobó que el Ayuntamiento subiera un 10% el IBI, en compensación a la rebaja del mismo porcentaje del valor catastral. Así, se anunció que el recibo del leonés «no aumentaría».

El gobierno local justificaba la medida en que se trataba de una modificación «obligada» por el Plan de Ajuste que «perseguía mantener las cuotas íntegras del impuesto», según esgrimió el concejal de Hacienda, Agustín Rajoy.

Pero poco duró la modificación municipal. El pleno de noviembre llevaba en el orden del día el dejar sin efecto el cambio al no ajustarse a la legislación vigente, lo que generó la respuesta de la oposición. El portavoz socialista José Antonio Díez defendió el voto favorable del grupo a la modificación sin evitar «el reproche», porque «la falta de diligencia nos obliga a dar pasos atrás». Al hilo de estas declaraciones, Díez instó al gobierno local a que «se pusieran las pilas y le dijeran al Ministro Montoro que su ley ancla el futuro de León».

Desde León Despierta, Oscar Fuentes manifestó el voto contrario del grupo, defendiendo que «con esto damos la enésima vuelta al mismo punto». Su postura contraria se acercaba más a «establecer unos niveles progresivos del IBI, estableciendo una diferenciación como la que hace el Ayuntamiento de Madrid», ya que «todo tipo de cambio que no sea éste es un parche».

Se reiteró el leonesista Eduardo López Sendino en las críticas a la diligencia municipal, asegurando que «nos tendrán en frente si lo que buscan es subir impuestos a los ciudadanos».

El concejal de Hacienda, Agustín Rajoy, defendió la actuación del Consistorio aludiendo a que «el mayor problema del Ayuntamiento es su endeudamiento excesivo, del que Montoro no es culpable, ya que él solo facilitó un vehículo para desahogar a los ayuntamientos».

De 'Fórmulas 1' y 'carricoches sin ruedas'

En este punto del debate plenario, el socialista José Antonio Díez abrió la veda, apuntando a que «el problema es que el vehículo que ha dado Montoro a los bancos es un Fórmula 1, mientras que a la ciudadanía le ha dado un carricoche sin ruedas». Discrepó Rajoy, que siguió el símil apuntando a que «ustedes usaron un Ferrari para gastar y Montoro no dispone de ese modelo».

«A veces uno no sabe si es diputado o concejal»

El pleno continuó con la aprobación de de la modificación puntual del Plan de Ordenación, Mejora y Protección de la Ciudad Antigua con respecto a los terrenos situados frente a la Avenida Álvaro López Núñez, la declaración de nulidad de la licencia de apertura de un bar musical en Bermudo III y la aprobación de una moción sobre el acogimiento de refugiados, instando al Gobierno de España a que agilice los trámites.

El calor del debate volvió con el punto en el que León Despierta propuso el apoyo a la proposición de Ley para la aplicación de medidas urgentes en materia de Régimen Local presentada en el Congreso de los Diputados. Así, Óscar Fuentes señaló necesario «apoyar la derogación de la ley impulsando un proceso participativo que derive en el nuevo municipalismo del Siglo XXI». A favor de devolver competencias a los ayuntamientos en detrimento de diputaciones o comunidades autónomas, la portavoz de Ciudadanos Gemma Villarroel expuso que «esta Ley es sinónimo de austeridad y de falta de autonomía».

Ya dejó ver Sendino que, «independientemente de estar de acuerdo o no, esto se está debatiendo en el Congreso, donde todos los grupos de este Ayuntamiento menos el mío tienen representación». Asegurando desde León en Común que «lo que se comenta en cafés luego no se defiende en el pleno», el portavoz popular Fernando Salguero sentenció que «a veces uno no sabe si es diputado o concejal. Este no es el foro y hay otros caminos como la FEMP o el Congreso». La moción salió adelante con los votos favorables del PSOE, León en Común y León Despierta, las abstenciones de Ciudadanos y UPL y el voto en contra del PP.

La cuestión del 'trapo castellano'

Llevaba Ciudadanos al pleno la moción, apoyada por los populares, en la que se pedía el acuerdo para dedicar un espacio a las banderas de los colectivos sociales a fin de no colocarlas en las sedes municipales de Ordoño II y San Marcelo. Argumentando la concejala Marta Mejías que «hay una ley que lo regula, diferenciando banderas oficiales de las que no lo son», José Antonio Díez contradijo que «los argumentos de la misma moción permiten sacar la conclusión contraria», añadiendo que «las banderas son un símbolo de décadas de lucha, antes habría que quitar la de Europa que no es oficial».

Por su parte, María Antonia Hernández, de León Despierta, esgrimió que «las banderas son representativas, por eso su lugar es el espacio municipal, porque la gente a las que representan viven allí y pagan sus impuestos». León en Común redundó en que «si alguien se molesta por una bandera igual habría que incidir en una labor más educativa» aunque Eduardo López Sendino, con su voto contrario, cargó con dureza contra la cuestión: «Hay colectivos con representación que tienen que tener su lugar dentro del propio ayuntamiento, nos permitimos sugerir que se quite el 'trapo castellano', otros lo ocuparían con mayor dignidad».

Violencia de género

Para acercarse a la conclusión, el pleno mostró su total repulsa a la violencia de género por el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer, contando con un encendido manifiesto leído por la concejal Marta Mejías.

Los vecinos de Cantamilanos acudieron a esta sesión plenaria para rechazar la planta de Biomasa que el Ayuntamiento plantea instalar en el barrio capitalino.