Leonoticias

Aumenta en dos puntos el porcentaje de mujeres que retira la denuncia por violencia de género «por inseguridad y falta de confianza»

  • CCOO y UGT llaman a la sociedad a salir a la calle el viernes contra las agresiones machistas, una lacra que ha costado la vida de ocho mujeres en 2015 y 2016 en Castilla y León

El porcentaje de mujeres que retiró su denuncia por violencia de género aumentó en dos puntos porcentuales y pasó del 9,4 al 11,5 por ciento entre 2015 y 2016, un crecimiento que se debió a la “inseguridad , la falta de recursos por la mentalidad negativa de que tengan éxito y la ausencia de confianza”. Tres factores criticados hoy por CCOO y UGT, que reclamaron más medidas de protección en este aspecto a las administraciones, pero principalmente mayor “educación en igualdad” para que los casos de agresiones machistas nunca lleguen a ocurrir.

Para ello, llamaron al conjunto de la sociedad a salir a la calle en las diferentes movilizaciones que se celebran el viernes, 25 de noviembre, contra la violencia de género en Castilla y León, una lacra que ha costado la vida de dos mujeres en 2015 y seis en lo que va de año en la Comunidad, y que en España se elevó a 60 el pasado ejercicio y 39 en lo que va de este. La cifra más dramática son las 858 mujeres fallecidas en el territorio nacional desde 2003 por este motivo.

“Las administraciones deben prevenir, con seguimientos y herramientas contra esta lacra”, espetó la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Castilla y León, Ana Martín, quien definió como la labor de las instituciones como “descuidos” hacia las mujeres, que “se sienten desprotegidas” y, por ese motivo también, “prefieren no seguir adelante con sus denuncias”.

Igualmente, la secretaria de Mujer y Políticas de Igualdad de CCOO regional, Rosa Eva Martínez, hizo hincapié en una aspecto básico como es la “educación para el respeto y la igualdad”. Por ello, reclamó una “verdadera política de igualdad” y criticó que España carece de “falta de formación en igualdad” en aquellos colectivos que trabajan en esta materia, desde jueves y abogados a policías y otro tipo de agentes sociales. “Es algo que se debe trabajar desde la escuela, porque se está sembrando una actitud machista que ya parece normal, con micromachismos, como por ejemplo los chistes. Y no estamos hablando sólo de cifras o comparaciones, sino de mujeres fallecidas”, se quejó.

Sin embargo, los dos sindicatos sí ofrecieron una serie de datos que permite conocer la realidad de esta lacra. Así, Ana Martín abundó en el número de denuncias iniciadas, de las que una de cada tres son desestimadas y no generan protección sobre la víctima, una cuestión para la que pidió una reflexión. “La violencia de género la debe corregir toda la sociedad”, comentó la responsable de UGT, quien animó a todas las víctimas “a no tener miedo”.

En Castilla y León se registraron 4.542 víctimas por alguna modalidad de violencia de género en 2015, mientras que en los dos primeros trimestres de este año la cifra asciende ya a 2.229. “Son números exagerados y hay que tomar medidas de una vez por todas”, deslizó Martín, quien destacó que las principales provincias al respecto son Valladolid y León, con 1.589 y 951, respectivamente. Precisamente en esta última se produjo la última muerte, en La Virgen del Camino.

Condenas y medidas de protección

Otro dato que ofrecieron ambos sindicatos es que en 2015, el 71,2 por ciento de las 570 personas que fueron enjuiciadas acabó en condena, mientras que en 2016 ha crecido, el 78,1 por ciento de los 302 casos que han acabado en juicio han terminado en condena del agresor.

Por lo que respecta a las medidas de protección, el año pasado se contabilizaron 1.361 casos, de las que se aceptaron 891 y se denegaron 463, mientras que en 2016, de las 584 órdenes solicitadas se dio luz verde a 383 y se rechazaron 201. También, explicó que de las 60 mujeres asesinadas en 2015, sólo nueve habían presentado denuncia y cuatro contaban con medidas de protección. “¡Algo está fallando!”, exclamó.

Propuestas

Rosa Eva Martínez enumeró algunas de las propuestas sindicales para erradicar esta lacra, basadas, principalmente, en la educación en igualdad y en mayor implicación de las administraciones para la prevención y seguimiento.

Así, reclamó más participación de los agentes sociales en la elaboración del Plan Estratégico contra la Violencia de Género que se desarrolla en la Subcomisión creada en el Congreso para abordar este tema; un plan integral para la igualdad multidisciplinar; continuar con las medidas para la contratación y fomento del empleo de las mujeres víctimas de violencia de género a través del Diálogo Social, y que en 2016 ha ascendido a 53 contratos en la Comunidad; difusión de información y campañas de sensibilización “no sólo en el 25N, sino todo el año”; abordar el alto número de denegaciones de órdenes de protección; coordinación institucional y garantizar una cartera básica de servicios y prestaciones sociales para la asistencia de las víctimas, que “muchas veces ellas desconocen”.

En el ámbito regional, Martínez pidió a la Junta el desarrollo reglamentario de la Ley de Violencia de Género en aspectos como la acreditación de las mujeres víctimas para el acceso a los recursos y ayudas de la Administraciones y garantizar la aplicación eficaz y efectiva del modelo de atención integral.