Leonoticias

El PSOE insta a la Junta a «un cambio de actitud» en la lucha contra la violencia de género

  • Díaz-Caneja denuncia que el Plan autonómico de Igualdad de Oportunidades tendría que revisarse este año pero hasta ahora el Ejecutivo autonómico no ha hecho «absolutamente nada»

La procuradora y portavoz de Igualdad del PSOE en las Cortes de Castilla y León, María José Díaz-Caneja, instó este lunes a la Junta a que deje a un lado «su apatía y desidia» y, al igual que ha ocurrido en el Gobierno de España, se adopte «un cambio de actitud» en relación a la lucha contra la violencia de género en la Comunidad. Según explicó la socialista hoy en León, se confía en que el Parlamento autonómico dé luz verde a dos PNL que presentará el Grupo Parlamentario Socialista en relación a esta materia para demostrar ese «cambio de actitud» y dejar de aprobar leyes «de papel mojado».

Además de instar a la Junta al cumplimiento de una docena de puntos, entre los que se encuentran la suscripción de un Pacto de Estado en materia de violencia de género la dotación de partidas presupuestarias para la prevención, el refuerzo de las unidades de coordinación, una atención «integral» a las mujeres o la formación especializada, el Grupo Parlamentario Socialista también reclamará la elaboración «de manera inmediata» de un plan de acción contra la violencia sexual como consecuencia del «rearme» del machismo.

También, se pretende pedir a la Junta que elabore planes de detección precoz de la violencia de género, que diseñe estrategias para las adolescentes que son víctimas de la violencia machista o que se impulsen «de manera seria» programas específicos basados en las tecnologías TIC, especialmente para los jóvenes.

Díaz-Caneja apostilló que el primero de los puntos que se demanda pasa también por la revisión del Plan Autonómico de Igualdad de Oportunidades entre hombres y mujeres y contra la violencia de género 2013-2018 que tendría que haber sido revisado este año pero que, a falta de un mes para su finalización, el Ejecutivo autonómico «no ha hecho absolutamente nada». Igualmente se defendió que se trata de un plan con una duración «excesiva» y que «no está en consonancia con las estrategias europeas». A juicio del Grupo Parlamentario Socialista, se tendría que haber revisado anteriormente porque, además, ha habido órganos como la Comisión de Interconsejerías o el Observatorio de Género de Castilla y León que han sufrido «una degradación».

A juicio de los socialistas, estos hechos demuestran que la Junta tiene el convencimiento de que las mujeres «formamos parte de un colectivo», mientras que reclamaron que la atención a las mujeres sea «inmediata y total» porque si se quiere acabar con el machismo «hay que prevenirlo» y poner en marcha o aplicar las medidas ahora propuestas.

La diputada del PSOE por la provincia de León, Aurora Flórez, recordó que la Ley Integral contra la Violencia de Género, que cumple 12 años, es «el mejor instrumento legal para hacer frente a la violencia de género» aunque hay muchos aspectos que «no han sido ejecutados», de ahí la necesidad de un pacto que permita poner fin a esta lacra. La propuesta socialista pasa por la creación de un pacto que recupere el espíritu de consenso de la ley y que no sea únicamente institucional, sino que incorpore «a todos los partidos» y elabore un informe con las propuestas de actuación en el plazo de cuatro meses.

Por último, la diputada provincial y secretaria de Igualdad del PSOE de León, Teresa Gutiérrez, confió en que la Diputación Provincial asuma próximamente los compromisos que «hasta ahora no ha ejecutado» ya que viene mostrando «la misma actitud de los Gobiernos del PP» y está incumpliendo el mandato de la Ley Integral de Violencia de Género. Aunque la reforma local eliminó competencias a las instituciones provinciales, Gutiérrez insistió en que existe un Plan de Igualdad de Oportunidades que expiró en 2011 y del que no se conoce que se haya trabajado en otro plan posterior.