Leonoticias

Niños refugiados, niños con sueños

fotogalería

Varios niños durante el acto de este sábado en León.

  • León acoge un manifiesto con motivo del Día Internacional de los Derechos del Niño en el que niños piden una política internacional que cumpla con los derechos de la infancia de los desplazados

Con tan sólo siete años, Zhara pide a las Naciones Unidas que abran la frontera. “Mi madre y padre están en peligro. Hemos perdido toda nuestra vida y ahora estamos atrapados en esta frontera. Pido a quién reciba esta carta que la lea. Las vidas de mi hermano y hermana también están en peligro”.

Es el testimonio desgarrador de esta pequeña afgana que vive en un campamento improvisado entre Serba y Macedonia y al que este sábado han dado altavoz durante el manifiesto convocado por la Federación de Centros Juveniles Don Bosco de Castilla y León en la capital leonesa.

A los pies de la Catedral, niños y niñas de León, Palencia, Zamora y Valladolid han clamado porque todos los niños de los países en situación de conflicto puedan crecer sanos y protegidos. Para ello, han exigido que se cumplan los derechos de la infancia de los niños desplazados y que se facilite la movilidad de los refugiados.

Asimismo, han trasladado a los líderes mundiales la necesidad de adoptar un plan que vele por ningún niño refugiados pase fuera del colegio más de 30 días tras cruzar la frontera internacional, que garantice las oportunidades de empleo para sus familias y que asegure una mayor financiación para ayuda humanitaria.

Un sencillo y significativo acto en el que con carteles de bienvenida en diferentes lenguas, han exigido a España más recursos y voluntad política para proteger a los niños extremadamente vulnerables, para que todos tengan las posibilidades de ser lo que ellos realmente quieren llegar a ser.

Un momento del acto de este sábado en la capital.

Un momento del acto de este sábado en la capital.

Porque en la actualidad son 325.000 los niños que han cruzado el Mediterráneo y el Egeo huyendo de la pobreza y la persecución en busca de una vida mejor. Sin embargo, en apenas seis meses, desde septiembre de 2015 y hasta febrero de 2016, se estima que 340 niños han muerto ahogados, es decir, dos niños cada día.