Leonoticias

Sáez Aguado aboga por reforzar el papel de la Atención Primaria

  • El consejero de Sanidad defiende la necesidad de un trabajo conjunto entre todos los sectores implicados para hacer frente a la resistencia a los antibióticos

«La situación de la Atención Primaria en Castilla y León tiene luces y sombres, pero es relativamente positiva, desde el punto de vista de los recursos que tiene la comunidad y es muy, muy accesible a pesar de algunos debates que se plantean». Así lo manifestó hoy el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, durante la inauguración en León del IV Congreso Autonómico de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), en el que abogó por reforzar su papel en el conjunto del sistema sanitario.

Los médicos de la comunidad, recalcó, visitan poblaciones de menos de diez habitantes de manera periódica y además los ratios son razonablemente buenos. Castilla y León, recordó, es la Comunidad autónoma con mayor dotación de médicos en relación a su población y eso permite hacerla muy accesible, especialmente en el ámbito rural lo que, añadió, no es obstáculo para reconocer que en determinadas circunstancias, en virtud de situaciones laborales concretas, se den algunas complicaciones.

Unas dificultades que el presidente de Semergen, Francisco Vicente Martínez, señaló que la Junta conoce, al tiempo que agradeció al consejero «que muestre interés en ir solucionándolos. Creo que es consciente de su situación y están en el camino de dotarnos de más medios y personal». Sáez apuntó también que Castilla y León es una de las autonomías que mayor esfuerzo hace en Atención Primaria relación con su presupuesto, con el 16 por ciento de los recursos disponibles, cuando la media española es del 13 por ciento. «Tenemos que intentar potenciarla, que cada vez sea más resolutiva y los problemas de salud de los ciudadanos se resuelvan en ese ámbito», dijo.

El consejero también asistió en León a la apertura de la III Reunión de las Academias Sanitarias de Castilla y León (Medicina, Veterinaria y Farmacia), en una sesión dedicada a abordar la resistencia a los antibióticos. Una realidad, señaló, que requiere «que actuemos, tanto médicos como farmacéuticos y veterinarios, de una manera más adecuada a ese problema actual y de futuro y precisa iniciativas que tienen que ver con los procesos de producción de la industria agroalimentaria y también con las prescripciones médicas para minimizar problemas venideros».