Leonoticias

El arte leonés que traspasó fronteras

  • La Casa de León en Madrid ha organizado una jornada sobre el arte del Reino de León en la Edad Media que salió de su territorio

Este viernes se ha celebrado en la Casa de León en Madrid, la conferencia 'Arte leonés fuera de León (ss.IV-XVI)', pronunciada por una experta como Ángela Franco Mata que durante más de treinta años fue Jefa de Conservación del Museo Arqueológico Nacional y convivió con estas piezas únicas.

El arte medieval leonés constituye uno de los capítulos más importantes en el devenir histórico hispánico. Objetos de primera categoría, como el Crucifijo de don Fernando y doña Sancha (MAN), la arqueta de las bienaventuranzas, y el Beato de Fernando I (BNE), procedentes de San Isidoro de León, forman parte de los libros más importantes de la investigación. Las Comisiones Científicas de 1869 para la creación del Museo Arqueológico Nacional han propiciado su enriquecimiento con tesoros tan relevantes. Lleva trabajando sobre arte leonés desde hace muchos años, formandoparte de sus investigaciones el libro del título, objeto de esta conferencia.

La circunstancia de haber desempeñado su actividad en el Museo Arqueológico Nacional más de treinta años ha contribuido al conocimiento de los fondos, los avatares y las fuentes de ingreso de las obras en esta institución a lo largo de un espacio de tiempo superior a un siglo. Su investigación no se ha reducido a este museo. Por el contrario, he penetrado en los fondos del Museo del Prado y conseguido documentar piezas que actualmente se exhiben allí. Es el caso del retablo dedicado a la Virgen y San Francisco de Nicolás Francés, que ingresó en dos momentos diferentes. Otros museos, como el Museo Marès de Barcelona, donde se conserva la magnífica puerta mudéjar procedente del monasterio de Carrizo de la Ribera, Musée du Louvre, que adquirió la placa ebúrnea de evangeliario, la HispanicSociety, de Nueva York, el FoggMuseum de la HarvardUniversity, han sido otros tantos beneficiados del arte leonés.

Sus investigaciones no se han limitado a la documentación, sino que ha pretendido realizar un estudio científico, donde puede observarse un hilo conductor cronológico y estilístico. Ha evitado establecer juicios de valor negativos, y evaluar en cambio las circunstancias que en su caso obligaron a los posesores de las magníficas preseas exiliadas a deshacerse de ellas, en ocasiones de modo obligado.

Temas