Leonoticias

vídeo

Javier Gómez, en el Camarote Madrid. / Noelia Brandón

«Los hosteleros leoneses llegaremos lejos si sabemos mezclar trabajo y optimismo»

  • Javier Gómez, del Camarote Madrid, hace un hueco en su agenda para charlar con leonoticias tras haber sido nombrado Empresario Leonés del Año por la Fele

Hace ya unos cuantos años, cuando en los pueblos aún había chavales, Javier Gómez ni soñaba con el éxito del Camarote Madrid, uno de los bares de referencia del barrio romántico de León por el que ha sido nombrado empresario leonés del año. Aquel chaval, que llegó a ser nombrado ‘niño héroe’ por el régimen gracias a haber evitado un accidente ferroviario, mira ahora al nombramiento con una mezcla de orgullo y responsabilidad. Pero no hay mucho tiempo para recrearse, en la barra del Camarote Madrid no falta quien pide una caña. Y ahí está el secreto.

- ¿Cómo recibió la noticia?

- Para mí fue una sorpresa tremenda, no lo esperaba en absoluto. Ser durante un año el empresario leonés más destacado era algo que no se me pasaba por la cabeza, porque para mí es el premio de los premios de León. Javier Cepedano (Presidente de la Federación Leonesa de Empresarios) me llamó el otro día sobre las dos de la tarde, en un momento en el que estábamos con todo el lío de comidas, por lo que la sorpresa fue mayor si cabe.

- ¿Y qué sintió?

- Al principio cierta incredulidad y sorpresa, pero luego un orgullo tremendo. Es un reconocimiento a todos los hosteleros, no solo a mí, por lo que considero que es realmente especial.

- Eso supondrá una responsabilidad añadida…

- Claro, me llena de orgullo pero me hace comprometerme aún más, porque con trabajo podemos conseguir muchas cosas. Además, en el caso del Camarote Madrid no se trata de un esfuerzo mío, sino de una plantilla espectacular de catorce personas.

- ¿Por dónde debe tirar la hostelería leonesa para conseguir metas mayores?

- No soy quién para decir por dónde, pero creo que si hacemos las cosas con una mezcla de trabajo y optimismo iremos a más. En este oficio y en todos hace falta esfuerzo, a mí me lo inculcaron desde pequeño y hace falta que ese valor lo tengamos presente. Es lento y duro, pero tiene sus resultados.

- En este oficio, tan antiguo como sacrificado, ¿dónde está el secreto?

- Secretos no creo que haya, tan solo echar mucho tiempo y tener constancia. Al final haces entre doce y catorce horas al día, se trabaja cuando el resto disfruta de su ocio, se come a la carrera… pero compensa. Al final acabas teniendo una clientela de la que estar orgulloso, y si luchas por hacerlo bien el boca a boca te hace llegar a más.

- El ambiente del Camarote Madrid es realmente singular, entre leoneses, turistas y hasta famosos…

- Es cierto. Soy un poco singular, tengo buen carácter y la gente acaba hablando del Camarote y recomendándolo, también lo hacen así los famosos, se recomiendan sitios entre ellos.

- ¿Qué se encuentra el que llega por primera vez?

- Aparte del ambiente y de todo lo que ofrecemos se tiene especial cuidado por la calidad, hasta el más mínimo detalle. Además, creo que no tenemos una intención de abusar, sino de disfrutar de esto.

- La dimensión social del Camarote Madrid es notable.

- Tengo a Pablo y a Juan Carlos Uriarte que me ayudan en todo, especialmente en organizar cosas. Si no es un concurso es una iniciativa solidaria, una exposición… no sé si económicamente repercute, pero disfrutamos con ello.

- ¿Se imaginaba aquel chaval de La Cepeda que algún día sería empresario leonés del año?

- Qué va, ni mucho menos. Sobre todo antes desconfiaba un poco de mí, pero no me ha faltado salud ni trabajo. Estoy agradecidísimo.

Temas