Leonoticias

Campillo remarca la importancia de la información «libre»

  • El periodista leonés, Premio Cossío por su trayectoria, ve a la profesión en una «encrucijada complicada y difícil» por una sucesión de «golpes duros»

El periodistas leonés Óscar Campillo sostuvo este viernes que la información «libre», «veraz» y «honesta», es el «único camino» y la «salvación» para la profesión, que en su opinión se encuentra en una «encrucijada complicada y difícil» por una sucesión de «golpes duros», provocados por la crisis económica y tecnológica y los cambios de hábitos de consumo. No obstante, aseguró que siempre existirán periodistas «inconformistas» y «rebeldes», que no estén dispuestos a ser condescendientes con el poder.

En declaraciones a Ical, el director general de Comunicación y Relaciones Institucionales de Vocento, Premio Francisco de Cossío a la Trayectoria Profesional, remarcó que existe una «desorientación» entre los periodistas y editores por un cambio «brutal» de los modelos de negocio. «Estamos desconcertados», dijo al tiempo que reconoció que en esta lucha la profesión cae en la tentación de «tapar el agujero a base de mirar para otro lado y traicionar un poquito a los lectores sin caer en la cuenta que esto nos está perjudicando más».

En ese sentido, Campillo reconoció que en este momento es más complicado ejercer con libertad la profesión periodística porque los medios son «más débiles» que hace 20 años, si bien aseguró que en las redacciones siempre habrá profesionales dispuestos a «dejarse la piel» y defender la «buena información». «Unos caen, pero otros le sustituirán», dijo porque de lo contrario los ciudadanos, como sociedad, estarán «perdidos».

También reivindicó el trabajo de los periodistas frente a las redes sociales ya que aseguró que ofrecen las claves para que los ciudadanos puedan interpretar lo que ocurre en el mundo, a partir de una información jerarquizada, ordenada y seleccionada. «Cuando lo dejamos de hacer por intereses nos sustituyen», dijo Campillo, quien señaló que la profesión va «contrarreloj» para recuperar su posición y credibilidad. «El tiempo se nos agosta», apostilló.

Con una carrera de tres décadas, Óscar Campillo reconoció que echa de menos en ocasiones el trabajo «de calle», tras años al frente de equipos y diferentes proyectos periodísticos. Sin embargo, aseguró que trata de estar «muy pendiente de la actualidad» y de compatibilizar sus responsabilidades con el trabajo de la redacción. Con especial cariño recuerda la serie de reportajes que elaboró cuando dirigía La Crónica de León con motivo del cierre de la presa del embalse de Riaño, acompañado del fotógrafo Mauricio Peña.

También reconoció que tiene un grato recuerdo de su paso por otros medios como Diario de León, El Mundo de Castilla y León, Marca y Radio Televisión Castilla y León (RTVCyL). Por ello, subrayó el orgullo que siente por ser merecedor del Cossío, un reconocimiento que recibió con lágrimas en los ojos porque -destacó- procede de sus compañeros y de su tierra.

Proyecto colaborativo

Una de las impulsoras de 'Viaje al centro de la radio', la profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca, Chelo Sánchez Serrano, señaló que el Premio Cossío es «una alegría porque refuerza algo tan importante como que trabajar de forma conjunta y por encima de las marcas, genera más beneficios de los que uno cree».

Y es que 'Viaje al centro de la radio' es una iniciativa que Sánchez Serrano, junto a los también profesores de la Upsa, Aurora Pérez Maíllo y Luis Miguel Pedrero Esteban, puso en marcha con la participación de las emisoras locales de Radio Salamanca-Cadena Ser, Onda Cero, Radio Nacional de España, EsRadio y Radio Intereconomía.

Todo ello con el objetivo de «descubrir la radio a los niños y jóvenes para alfaberizarlos en la cultura radiofónica», como explica Sánchez Serrano, y también para «demostrar que la radio unida es un medio más fuerte». Así, para la profesora de Comunicación Radiofónica de la Universidad Pontificia de Salamanca, «lo mejor del premio es que sea a un trabajo tan colectivo».

El programa fue conducido de manera conjunta por los periodistas Jesús Martín Inés de Radio Salamanca-Cadena Ser, Pilar Díaz de Onda Cero, Sonia Luengos de EsRadio y Fernando Barbero de Radio Intereconomía. Además, contaron con la participación de veteranos locutores de la radio salmantina, como Manoli Mateos, Nacho Francia, Miguel Ángel Lucas y Vicente Herrero, y la colaboración de Radio Nacional de España.

Equipo de trabajo

Por su parte, el periodista vallisoletano Fran Asensio, de Castilla y León Televisión (RTVCyL), destacó que su trabajo ‘Lalo, el eterno capitán’ pretende rendirle un homenaje a este histórico jugador de baloncesto vallisoletano, que tuvo un final «trágico» y que no pudo sentir la admiración de su ciudad. Además, subrayó que el reportaje, que recibió el Premio Francisco de Cossío, trata de alertar a la sociedad sobre las consecuencias que tiene para los deportistas de élite, cuya actividad se convierte en su profesión, el final de su trayectoria para evitar que no ocurra lo mismo.

Asensio valoró el trabajo en equipo de sus compañeros, así como la colaboración de la cadena autonómica y de la familia y allegados de Lalo que permitieron realizar cerca de 20 entrevistas.

El fotógrafo Wellington Dos Santos, de La Razón, que consiguió el premio a la mejor labor profesional en la modalidad de fotografía por su trabajo ‘En la piel de cada negocio’, explicó que la imagen fue captada mientras transitaba por las calles de Valladolid. Destacó que le gusta llevar siempre su cámara encima para tratar de captar realidades complicadas, como la mendicidad, y puso en valor el trabajo de los reporteros gráficos, que aseguró no puede ser suplantado por el de aficionados.

Finalmente, el periodista de Diario de León, Miguel Ángel Zamora, dijo sentirse «muy contento» con el premio Cossio que ha reconocido «la labor de un equipo que muchas veces no se ve» por la información sobre el asesinato de Isabel Carrasco. A su juicio, este galardón es «el reconocimiento a una labor larga dilatada y a muchas noches sin dormir pensando cosas», pero también el reconocimiento a las familias «a las que durante estos años hemos dejado un poco de lado para poder dedicarnos en cuerpo y alma a lo que nos gusta, que es el periodismo». La noticia por la que fue premiado el diario supondrá a su juicio «un antes y un después» en el periodismo leonés porque fue «una de las más importantes en la historia de la provincia» y porque a nivel profesional sirvió para «funcionar de otra forma desde aquel día»