Leonoticias

Fallece 'Perico' Alonso Cañedo, uno de los impulsores del surf en Asturias

Momento en el que intervienen los equipos de emergencia, en la playa de Santa Marina.
Momento en el que intervienen los equipos de emergencia, en la playa de Santa Marina.
  • Sufrió una indisposición mientras practicaba su deporte en Ribadesella. Su hijo Guillermo, varias veces campeón de España, lo sacó del agua

Pedro José César Alonso Cañedo, conocido como 'Perico' y padre del varias veces campeón de España de surf Guillermo Alonso, falleció ayer en la playa de Santa Marina, en Ribadesella, cuando practicaba este deporte en las inmediaciones del Gran Hotel. Fue su propio hijo quien lo sacó del agua y le practicó las primeras técnicas de reanimación, fundamentalmente el boca a boca. Al poco tiempo llegaron los equipos de emergencia, que comenzaron a realizarle los primeros auxilios durante prácticamente una hora, pero no pudieron reanimarle.

El suceso tuvo lugar hacia las 17.45 horas de ayer, cuando la Policía Local de Ribadesella recibió una llamada alertando de que una persona no podía salir del agua en la playa. Cuando llegaron los servicios de emergencia vieron a un hombre tendido boca arriba en la orilla. Junto a él estaba su hijo realizándole la reanimación cardiopulmonar. Cerca de ellos había otras dos personas. Trasladaron al surfista hasta la zona del paseo riosellano donde se encontraba la ambulancia, una UVI móvil procedente de Arriondas. Los servicios sanitarios trataron de reanimarle sin éxito, a pesar de todos sus esfuerzos.

Al parecer, los primeros indicios apuntan a que Pedro Alonso podría haber sufrido una indisposición mientras practicaba surf, ya que en las maniobras de reanimación no expulsó agua. De todas formas, habrá que esperar a los resultados que se obtengan tras realizar la correspondiente autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Asturias, en Oviedo.

Los especialistas barajan que el fallecido pudiera haber sufrido un infarto o algún otro tipo de colapso, ya que no presentaba evidencias de haberse ahogado y tampoco tenía heridas o golpes que pudiera haber sufrido contra una roca o la propia tabla de surf.

Alonso, afincado en Ribadesella desde la década de 1970, era un experimentado surfista con décadas de experiencia y miles de horas de surf encima.

En enero iba a cumplir sesenta años y estaba considerado como uno de los pioneros del surf en la localidad y, fundamentalmente, en la playa de Santa Marina y su Surf House. Tan arraigado tiene el surf esta familia que Guillermo, su hijo, creó en 2010 el Santa Marina Surf Camp, una escuela de este deporte siguiendo los pasos marcados por su padre.

Aficionado a la fotografía

Pedro Alonso era también un gran aficionado a la fotografía, especialmente plasmaba en imágenes los mejores momentos del surf en las playas riosellanas, llegando a ganar varios premios. Pero también había sido vocal de la Ribadesella Asociación de Surf, una entidad que, además de dedicarse a actividades deportivas, durante un tiempo se encargó de las celebraciones de Semana Santa y a distintas campañas de concienciación ambiental, como la limpieza de las principales playas del municipio riosellano.

La playa de Santa Marina no es peligrosa para la práctica del surf, más bien todo lo contrario, lo que ha hecho que en sus inmediaciones se hayan asentado varias escuelas de esta disciplina deportiva.

Sí se han producido distintos episodios en los que bañistas se han visto en dificultades por las corrientes que se generan a la entrada de la ría, pero en la mayoría de los casos fueron precisamente los surfistas quienes intervinieron para poner a salvo a quienes se encontraban en peligro.

Según las primeras impresiones, el percance de ayer nada habría tenido que ver con las condiciones de la mar. A falta de que se concreten las circunstancias del fallecimiento de Perico Alonso, todo apunta a que pudo haber sufrido una indisposición mientras surfeaba en compañía de su hijo.