Leonoticias

El Ayuntamiento de León inicia una campaña para alejar a más de 72.000 estorninos de la ciudad

El Ayuntamiento de León inicia una campaña para alejar a más de 72.000 estorninos de León
  • La concentración de estos anivales, que buscan abrigo en invierno,son ruidos nocturnos, acúmulo de excrementos en la vía pública, sobre los vehículos o en parques y jardines, y deterioro de mobiliario urbano diverso como principales perjuicios | La mayor concentración en León está en el Paseo de la Condesa

El Ayuntamiento de León, a través de la empresa Locus Avis, S.L., ha iniciado los trabajos para el control de los dormideros de estornino pinto (sturnus vulgaris) y estornino negro (sturnus unicolor) en las zonas ajardinadas de la ciudad de León. Así lo ha explicado el concejal Pedro Llamas, quien ha añadido que estos trabajos se desarrollarán hasta el próximo 31 de marzo bajo la supervisión de los técnicos municipales de Medio Ambiente y Salubridad.

El estornino negro es una especie residente en León, mientras que el estornino pinto es una especie migratoria, que es la que provoca la mayor problemática, debido a que se concentra durante el invierno al abrigo de las ciudades, llegando a constituir bandos de miles de ejemplares que se agrupan para dormir en sus zonas arboladas, lo que provoca ruidos nocturnos, acúmulo de excrementos en la vía pública, sobre los vehículos o en parques y jardines, y deterioro de mobiliario urbano diverso como principales perjuicios.

Antes de empezar con los trabajos de control, se ha realizado un censo inicial donde se ha observado una población total de unos 72.000 estorninos distribuidos fundamentalmente en el entorno del Paseo de La Condesa y en el Parque de San Mamés, aunque también en otras zonas verdes de la ciudad, como el Paseo de Salamanca, Parque de Quevedo, Paseo de Papalaguinda, Parque del Cid, Parque de San Francisco, zona del Campus Universitario y Parque Reyes de España.

Para la expulsión de los estorninos fuera de la ciudad, la metodología empleada consiste en la utilización de sistemas incruentos para los animales e inocuos para el ser humano. Se emplean aves rapaces especialmente adiestradas para realizar vuelos de acoso e intimidación de los estorninos además de utilizar equipos de reproducción de alarma.

Desde el comienzo de los trabajos se ha conseguido reducir en más de un 60% la población de estorninos que acuden a pernoctar a las zonas verdes de la ciudad de León. Se prevé que durante la próxima semana la reducción llegue a ser de un 90%. Una vez lograda una situación óptima, se mantendrán las labores de vigilancia a fin de evitar nuevos asentamientos de estorninos en la ciudad.