Leonoticias

La ausencia no es olvido

vídeo

Una persona transporta flores por el cementerio. / Noelia Brandón

  • La festividad de Todos los Santos congrega a miles de leoneses en el Cementerio de San Froilán para conmemorar y recordar a los seres queridos, aquellos que ya no están, y que descansan en paz

Cumpliendo con la tradición y los sentimientos. Dando rienda suelta a los recuerdos y conmemorando a los que ya no están.

La festividad de Todos los Santos ha vuelto a llevar a miles de personas al Cementerio Municipal de León en una mañana donde el silencio y el recogimiento sólo es roto por el sonido de las piedras del camino.

la mañana en imágenes

  • Una mañana para recordar

Con más coches casi que personas, el camposanto leonés vivía el ambiente de su día más especial. Las flores se acumulaban sobre las lápidas y se sujetaban en los nichos. Es la forma de arropar a los seres queridos, de recordarles y pensar que aún siguen presentes.

Claveles, crisantemos, margaritas… más o menos adornados… los últimos retoques de limpieza y las escaleras para llegar a lo más alto. Es el día en el que todo tiene que estar listo y en el que la emoción guíe a los sentimientos.

El complicado acceso hasta el cementerio municipal, a pesar del trabajo y esfuerzo de la policía local, choca de lleno con el remanso de paz y tranquilidad que se descubre al otro lado de sus muros.

El primero de noviembre sirve para tener más presente que nunca a los que ya no están, para que la oración, o un simple recuerdo, conecten con los seres queridos. Esos que ya descansan, los que no sufren los vaivenes del día a día y los que este martes se rememoran con motivo del Día de Todos los Santos.

Temas