Leonoticias

USO denuncia carencias en la sanidad pública de León y critica la «privatización encubierta»

  • Plantas cerradas, contratos precarios y la aprobación de la Unidad de Gestión Clínica «en contra del sentir de los trabajadores» son algunas de las principales críticas de este sindicato

USO Sanidad León denuncia las situaciones que se están produciendo en la Sanidad Publica leonesa y que, aducen, «no deberían ser obviadas ni enmascaradas a la población, ya que van en una disminución de calidad asistencial y un deterioro importante de nuestra sanidad pública».

Desde esta organización sindical aseguran que hay una «planta cerrada en el Hospital Monte San Isidro», concretamente, la Planta 2, izquierda. Por lo que desde el sindicato preguntan «¿Por qué se contratan camas en centros concertados, habiendo camas en el Caule?».

Lamentan también los «contratos precarios a médicos, enfermeras, celadores que significan una pérdida de derechos frente a sus propios compañeros».

Otro de los aspectos que denuncian desde USO es la aprobación de una Unidad de Gestión Clínica «en contra del sentir de los trabajadores». Esta organización considera que «vamos encaminados hacia una privatización encubierta» y advierten que «el reparto de dinero es para los gestores y no para que recaiga otra vez en el usuario y la sanidad pública». Por lo que expresan su «más enérgica repulsa frente a este gran invento de unos pocos para otros pocos».

USO critica que, según figura en el BOCYL del día 14 de octubre, «se privatizan por un valor de 269.000 euros las pruebas de TAC y resonancia magnética, dándoselas a la Clínica Altollano y Resonancia Magnética León S.A.».

Ante los cambios estructurales y de funcionamiento en el Servicio de Urgencias del Caule, el sindicato detalla las carencias que han detectado:

«Falta de medios y recursos materiales en el Servicio de Urgencias, Electrocardiogramas, monites, algunos antiquísimos. Cambios estructurales con Ampliación de los boxes en el Servicio de Urgencias, algunos en un mínimo espacio y con dificultades para el trabajo de los profesionales. Falta de recursos humanos enfermeras, tcae, celadores, ante el incremento de boxes y mínima ampliación de plantilla. La existencia de una sala llamada “Espera Fuera” donde los pacientes se hacinan en camillas, separados por una cortinas, a veces sin acompañamiento familiar a la espera de que se les adjudique un box, por estar colapsadas las urgencias, dejando al paciente a cargo de un Equipo Médico el 5cual, no se encuentra en dicha ubicación». Por lo que expresan «su total rechazo» y creen que «no se encuentra dentro de la legalidad, derechos e intimidad del paciente y ratio de atención profesional sanitario/paciente».

Otras de las carencias detectadas son las «horas de espera para ingresos desde urgencias, debido a la falta de profesionales de enfermería, tcae y celadores en las plantas, y una carga de trabajo adicional a la enfermería que requiere el utilizar programas informáticos como el Gacela en enfermería. El Servicio de Rehabilitación del Caule precisa de más profesionales de fisioterapia. Existen listas de espera de meses, generando reclamaciones y a veces denuncias por secuelas importantes, no resueltas por falta de recursos humanos, materiales y de espacio. Servicio de Cocina del Caule falta de recursos humanos, la carga de trabajo ha aumentado debido a que se ha prescindido hace un año del servicio de cocina en el Monte San Isidro con lo que han pasado 100 pacientes más a cargo del servicio de cocina del hospital de León, sin aumentar la plantilla. Aumento de bajas que entendemos muchas se deben a la carga y estrés laboral. Se denota una mala gestión del servicio», concluyen.