Leonoticias

La Audiencia de León absuelve al ex jefe de Industria de la Junta de prevaricación ambiental por el Feixolín

Emilio Fernández Tuñón, durante el juicio.
Emilio Fernández Tuñón, durante el juicio.
  • El Fiscal había solicitado una pena de cuatro años y la inhabilitación para el cargo público durante 15 años para Emilio Fernández Tuñón | El auto al que ha tenido acceso leonoticias confirma los argumentos de la defensa, ejercida por el letrado Mario García Méndez

La Audiencia Provincial de León ha absuelto al que fuera jefe de Industria de la Junta, Emilio Fernández Tuñón, de los delitos de prevaricación ambiental que se le imputaban, para los que el Fiscal había solicitado una pena de cuatro años de prisión y la inhabilitación para el cargo público durante 15 años.

En la sentencia se han considerado hechos probados que la empresa Minerosiderúrgica de Ponferrada S.A. realizó una explotación minera a cielo abierto en el paraje el Feixolín, situado en Villablino, donde el que fuera jefe de Industria de la Junta, Emilio Fernández Tuñón, otorgó los planes de labores de explotación de 1999 a 2004, «siempre tras el informe técnico e inspecciones favorables».

Sin embargo, durante dicho periodo, el Ayuntamiento de Villablino dictó un Decreto en el que se declaraba como no legalizable la actividad de la empresa minera en el Feixolín, superficie sometida a régimen especial de protección forestal y acordó la inmediata suspensión de la actividad en dicha zona. El auto confirma los argumentos de la defensa, ejercida por el letrado Mario García Méndez.

Daños

Por ello, la acusación del Ministerio Fiscal achacó al acusado que durante el periodo en el que fue jefe del servicio territorial de Industria de la Junta, de 1998 a 2008, conocía los daños que se estaban causando al medio ambiente y la ilegalidad de la explotación y permitió la continuación de la explotación de la empresa Minerosiderurgica de Ponferrada S.A. en el Feixolín y no acordó su paralización efectiva, según recoge Europa Press.

Con todo ello la Audiencia Provincial de León ha llegado al convencimiento de que la conducta de Emilio Fernández Tuñón «no posee los elementos precisos para responsabilizarle como autor de un delito de prevaricación ambiental que se le achaca por el Ministerio Fiscal», ni en la modalidad activa, en el dictado de la resoluciones al aprobar el plan de labores anual de la explotación minera, ni tampoco en la modalidad omisiva, por no acordar la suspensión de la actividad pese a conocer que se estaba causando un grave daño al medio ambiente y tener competencias para ello.

La Audiciencia ha afirmado que no se considera acreditado que Tuñón, en el ejercicio de su cargo como Jefe del Servicio Territorial de Industria de la Junta, «hubiera estado imbuido por el elemento subjetivo propio de las conductas prevaricadoras», es decir, que hubiera actuado con «intención deliberada y plena conciencia de la ilegalidad e injusticia de tal clase de comportamientos».

Sentencia

La sentencia, a la que ha tenico acceso leonoticias, advierte que «en efecto, que el acusado permitiera la explotación minera mediante la aprobación del plan de labores o no paralizara dicha actividad por carecer la misma de las correspondientes licencias, pese a tener reconocida dicha facultad, no convierte, a tenor de las consideración generales que hemos dejado expuestas sobre el delito de prevaricación, a tales comportamiento en prevaricadores, máxime cuando los hechos enjuiciados se circunscriben a un posible delito de prevaricación ambiental cometido por un funcionario de la administración sin que conste la existencia de una acusación por la comisión de un delito contra el medio ambiente contra persona determinada».

Por ello, la Audiencia Provincial de León ha procedido a absolver Emilio Fernández Tuñón del delito de prevaricación ambiental previsto y a declarar de oficio las costas procesales causadas en el procedimiento penal.