Leonoticias

Miles de estudiantes rechazan las reválidas de la Lomce en las calles de Castilla y León

  • Algunas de las provincias incluyen manifestaciones y concentraciones por la mañana y por la tarde

Miles de estudiantes rechazaron hoy en las capitales y algunos municipios de Castilla y León las reválidas que propone la Lomce para sustituir a la antigua Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) al terminar el Bachillerato, al tiempo que criticaron varios de los puntos de la ley educativa. La calles de la Comunidad se plagaron de alumnos, algunos profesores y también padres acompañados de sus hijos.

En Burgos, alrededor de 700 estudiantes, según la Policía Local, se manifestaron por las principales arterias de la ciudad. Fuentes de la Coordinadora Estudiantil señalaron que la entrada en vigor a partir de este curso de los exámenes finales de la ESO y Bachillerato son “una forma de segregación brutal", ya que suponen “una auténtica barrera extra para los alumnos que quieren seguir avanzando en el sistema educativo”. Esta tarde la Federación de Padres de Alumnos (FAPA) ha convocado otra manifestación, que saldrá a las 19.30 horas de la plaza del Cid.

En Ponferrada, la movilización contra la Lomce reunió en las calles de la ciudad a más de 800 personas, según datos facilitados por la Policía Local. Alumnos de todas las edades, algunos acompañados por sus padres, marcharon tras la pancarta en la que se podía leer el lema “Luchando unidos por nuestro futuro y educación”.

La asistencia a la manifestación superó las expectativas de los organizadores y obligó a desplegar un dispositivo policial que acompañó a la marcha a lo largo de su recorrido. Los manifestantes se concentraron en la céntrica plaza de Lazúrtegui y desde allí recorrieron las principales avenidas de la ciudad hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento. Durante el transcurso de la marcha, los estudiantes corearon consignas como “No a la Lomce, no al 3+2” o “Queremos becas, no hipotecas”.

En Valladolid, fueron también cientos los asistentes los que se dieron en la Plaza Mayor para manifestarse por el centro de la ciudad covocados por Frente de Estudiantes. La principal reivindicación se centró en la denominada reválida, al entender que no se puede aceptar"jugarse el curso, o toda una etapa, a una carta.

"Así se da en el caso de la Eso o Bachillerato, cuando las buenas prácticas dicen que la evaluación no sea sólo la nota de un examen", explicaron los convocantes vallisoletanos. A su vez, apelaron a un sistema educativo que "no deje a nadie atrás, ni apartado del camino de la educación donde, además de conocimientos, se formen personas, todo ello en colaboración con la familia, la escuela y la sociedad". Por la tarde, a las 19 horas, hay convocada otra protesta de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos que partirá a las 19 horas de la Plaza de España.

En la capital leonesa cientos de estudiantes recorrieron esta mañana el centro de la ciudad para llevar su protesta en una sonora manifestación acompañada de numerosas pancartas y lemas de protesta contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, Lomce, y la reválida. La movilización estudiantil se completará por la tarde con la manifestación celebrada a las 19 horas en la Plaza de Botines convocada por la Plataforma por la Educación Pública.

Las protestas reclaman en León revertir todos los recortes educativos fruto del bautizado como 'Decreto Wert', llegando a acuerdos que permitan recuperar derechos laborales y retributivos, reducir la carga lectiva del profesorado, aumentar las plantillas recortadas, disminuir la precariedad y las elevadas tasas de interinidad, fomentar el apoyo al trabajo docente en equipo, poner coto a la creciente burocratización de su tarea y dotar al profesorado de tiempo para su formación permanente.

En Segovia, la manifestación de estudiantes tuvo lugar en el entorno del Acueducto a las 12 horas algo más de un centenar de alumnos aunque con anterioridad los profesores del del IES Ezequiel González de la capital han dado lectura a un comunicado en el que expresaron “su apoyo a la movilización y oposición a las reválidas, a una LOMCE y a unos recortes que atentan contra la educación pública y de calidad, contra una educación laica y democrática”, explicaron. “Queremos recursos materiales, nuevos centros, más profesores, menos alumnos por aula, una educación pública de calidad, la única que puede ser de todos y para todos”, añadieron.