Leonoticias

La Junta trabaja para controlar la fauna salvaje en Burgos, León, Soria y Zamora

  • Suárez-Quiñones asegura que desde hace años se desarrolla la política ante los accidentes de tráfico

La Junta de Castilla y León está trabajando para mantener bajo control a la fauna salvaje de la Comunidad, especialmente, en provincias como Burgos, León, Soria y Zamora, donde admitió que pueden generar algún problema a la población. En concreto se refirió a los accidentes de tráfico, después de que el pasado fin de semana se celebrara una protesta en la comarca zamorana de Tábara, que pedía a la administración medidas ante la elevada siniestralidad provocada por estos animales.

Suárez-Quiñones, que compareció para presentar las novedades del Sistema de Información Urbanística de Castilla y León (SiuCyL), aseguró que los accidentes provocados por la fauna salvaje no es algo propio de este momento, ni que solo se produzca en Zamora. El consejero aseguró que la Junta está trabajando sobre ello puesto que recalcó es una competencia de la administración.

El número de accidentes provocados por animales en las carreteras de Castilla y León se ha incrementado un 68 por ciento en los últimos ocho años, al pasar de los 3.956 siniestros contabilizados en 2007 a los 6.670 del 2015. Este dato supone que en casi cuatro de cada diez accidentes de tráfico que se registran en la Comunidad (37,5 por ciento) están implicados animales, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), publicados por Ical.

En total, estos siniestros dejaron en el último año seis fallecidos, nueve heridos graves y 131 leves. Por provincias, Burgos, con 1.463 accidentes, y León, con 1.335, se sitúan a la cabeza, por delante de Soria (951), Zamora (897) y Palencia (614). En el lado opuesto se sitúan Ávila (273), Valladolid (349), Segovia (373) y Salamanca (415).