Leonoticias

El Gobierno ingresa 11 herencias por 1,2 millones de euros de fallecidos sin heredero en León desde 2005

  • En Castilla y León se contabilizaron 128 herencias que representaron casi once millones, destacandouna en Soria que dejó en 2014 más de 1,7 millones de euros y seis en Burgos del año 2009 por 1,15 millones

El Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas ha asumido128 herencias en Castilla y León desde 2005 hasta la actualidad de personas fallecidas sin testamento, jurídicamente denominado abintestato, y sin posibilidad de señalar herederos legales. La suma de los caudales líquidos sin legatario asumidos por el Gobierno asciende a 10,87 millones de euros. Por lo que se refiere a León, Hacienda suma 1,23 millones de 21 herencias, entre las que destacan las dos de 2015 por 624.555 euros

Asimismo, los datos del departamento que dirige Cristóbal Montoro recogidos por Ical, reflejan que en estos procesos se contabilizaron 32 “premios” por 250.363 euros. Este dato refleja a aquellas personas que denunciaron ante Patrimonio la existencia de herencias y obtuvieron el diez por ciento del importe recaudado.

Las cuentas de abintestatos aparecen reguladas en el artículo 956 del Código Civil, con dos terceras partes de la recaudación dirigidas a fines de interés social y el otro tercio, a los ingresos del Tesoro Público con carácter general. Cabe recordar que hasta la reforma de 2015, las partidas iban a instituciones del domicilio del fallecido pero en la nueva redacción se distribuyen de forma general a través del 0,7 por ciento del IRPF.

El número de herencias en la Comunidad sin heredero asumidas por el Estado representan el 11,6 por ciento de las 1.103 gestionadas a nivel nacional; y su cuantía, el 12,1 por ciento de los casi 90 millones recaudados.

Transparencia

Responsables de la coordinadora de ONGD de Castilla y León destacaron que con la antigua y con la nueva regulación de estos fondos que ingresa el Tesoro, lo importante es que “debe existir transparencia” y constatar que esas partidas “siempre se vinculan a fines sociales” ahora con la convocatoria del 0,7 por ciento, y antes cuando se hacía a través de asociaciones municipales. “Lo importante es la transparencia y que esos fondos no se pierdan y vayan al ámbito de lo social”, resumieron.

Las mismas fuentes indicaron que con la regulación anterior a la de 2015, “puede que se llegase más al ámbito local”, pero en la actualidad, a través del 0,7 por ciento, esos fondos “se pueden dirigir a proyectos mucho más amplios”.

Declaración de heredero

El portavoz del Colegio Notarial de Castilla y León, Juan Carlos Villamuza, explicó a Ical, que sus competencias llegan hasta la declaración de herederos hasta el cuarto grado de consanguinidad, cinco niveles recogidos en el Código Civil antes del Estado. Es decir, hijos y descendientes; padres y ascendientes; cónyuge; hermanos e hijos de éstos (sobrinos); y el resto de parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad (primos carnales). Si no existe testamento del fallecido con herencia y posibles beneficiarios, dijo, la notaría se encarga de investigar a quién puede corresponder hasta ese ese grado, dando los pasos que crea necesario, con publicaciones o llamando a las personas que entienda que tienen derecho.

Si no hay herederos, aclaró, es el juzgado el que se tiene que encargar del entierro y de la investigación, y comunica la situación a Hacienda, que asume la gestión del patrimonio del finado. En este sentido, Villamuza comentó que antes de la reforma de la ley de enjuiciamiento civil de 2015, era el juzgado el que se encargaba de la declaración de herederos “colaterales” y en los casos de abintestato, sin testamento ni heredero. Sin embargo, expuso que a partir del nuevo texto legislativo, los notarios asumieron la declaración hasta el cuarto grado de cosanguinidad, y Hacienda su propia declaración.

Provincias

Un análisis provincia de la cuenta de abintestatos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas refleja que en la provincia vallisoletana, el Estado recauda por esta vía en el periodo de estudio, algo más de 2,8 millones de euros en 21 herencias. En esta provincia destacan las tres herencias recuperadas en 2005, por 923.889 euros; y las dos de 2013, por 653.594.

El Estado ingresa en Burgos, 37 herencias, por 2,52 millones de euros, con especial relevancia en el año 2009, cuando se declaró heredero de seis herencias, por 1,15 millones de euros; y en 2007, con otras tantas por 488.290. Asimismo, en Soria, la cuantía asciende a 1,77 millones de euros, de una sólo herencia del año 2014.

Por lo que se refiere a León, Hacienda suma 1,23 millones de 21 herencias, entre las que destacan las dos de 2015 por 624.555 euros. Además, en Zamora, el Tesoro logra algo más de un millón de euros, a través de 15 herencias; con dos en 2009 por 477.387 euros.

La provincia de Salamanca registra 13 herencias, por 570.160 euros entre 2005 y 2016, destacando la recaudación de 2009, con tres por 173.544 euros. En cuanto a la provincia abulense, Hacienda asumió cinco herencias por 565.773 euros, casi la totalidad en el año 2007, cuando ingresó dos por 521.958 euros. Por último, en Palencia, se contabilizan 15 herencias por 377.857 euros, el mayor volumen en 2016, con 14 por 300.079 euros.