Leonoticias

La Policía enseña a escolares un desfibrilador porque «el corazón funciona con pilas»

Fernando Salguero (c) visita el taller 'Camino seguro al colegio'.
Fernando Salguero (c) visita el taller 'Camino seguro al colegio'. / leonoticias
  • Los voluntarios de la Agrupación de Protección Civil instruyen a los menores sobre medidas de autoprotección para evitar incidentes y actuar en situaciones de emergencia

'Camino seguro al colegio' es un proyecto desarrollado por la Policía Local de León que pretende acercarse a la población infantil a través de los centros educativos y mostrar la importancia de la educación vial y de la autoprotección. Todo ello a través de charlas educativas y de diversas actividades complementarias como talleres prácticos para que hagan estas materias más comprensibles a los menores.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero, ha presenciado esta mañana una de estas charlas en el Colegio Ponce de León, uno de los cerca de treinta centros educativos que participarán este año en este programa que, como ha señalado el concejal, “por primera vez cuenta con la colaboración de la Jefatura Provincial de Tráfico, así como la Dirección Provincial de Educación”.

Previamente a la charla teórica, uno de los policías locales ha mostrado a los niños cómo es y cómo funciona un desfibrilador. Con un lenguaje ameno y cercano, el agente les ha dicho que “el corazón funciona con pilas, como el mando de la consola y algunas veces se queda sin batería”. Salguero destacó la importancia de familiarizar a los más pequeños con este aparato, que salva cada año miles de vidas.

‘Camino seguro al colegio’, un proyecto diseñado y redactado por tres agentes de la Policía Local de León, también pretende acercar la imagen de este cuerpo y también la de los voluntarios de la Agrupación de Protección Civil, que también han enseñado a los chavales medidas de autoprotección. También se pretende fomentar entre los menores actitudes de conciencia ciudadana en la relación con el uso de las vías públicas y del tráfico; y el uso adecuado y con sentido de la responsabilidad de los transportes colectivos y particulares.

Estas actividades se desarrollarán este año en una treintena de centros, después de que el pasado año participaran cinco escuelas infantiles de 1-3 años, 18 colegios de Infantil, Primaria y Secundaria (3-16 años) con un total de 5.305 alumnos; además del Centro de Acogida El Alba, la Residencia San Nicolás de Bari de Asprona y el Aula Hospitalaria del Complejo Hospitalario de León.