Leonoticias

Los tres puntos limpios de León capital recogieron el pasado año 800.189 kilos de residuos, con 2.376 usuarios al mes

Imagen de uno de los puntos limpios de la ciudad.
Imagen de uno de los puntos limpios de la ciudad.
  • Un balance desvela que el mayor número de usuarios procede de los barrios de La Chantría, El Ejido, La Palomera y Centro; que el 51% de los residuos corresponde a enseres como muebles, colchones o somieres; o que los residuos peligrosos más comunes son los componentes electrónicos y envases como baterías, filtros de aceite y pilas

El término municipal de León cuenta con dos puntos limpios fijos, ubicados en Alcalde Miguel Castaño y en la Carretera de Vilecha y un punto limpio móvil que se desplaza por los distintos barrios y pedanías en función del día y la hora, de forma que esté cubierto todo el municipio.

Estos tres puntos limpios registraron 20.801 en el de Alcalde Miguel Castaño, 1.540 en el de la Carretera de Vilecha y 6.176 más en el móvil. Es decir, un total de 28.517 personas, con un promedio de 2.376 personas al mes. El perfil de estos usuarios mayoritario corresponde a particulares y, mayoritariamente, procedentes de los barrios de La Chantría, El Ejido, Palomera y Centro.

En total se han recogido 800.189 kilos de residuos, de los que el 51% corresponde a la categoría de enseres (muebles, colchones, somieres, etc.), seguido en importancia por los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, con un 26% (205.359 kilos); los metales y chatarra supusieron el 5%, con 40.854 kilos, al igual que el papel y cartón con 46.530 kilos; el resto se distribuye en otras veinte categorías.

Los principales residuos de carácter peligroso gestionados han sido los componentes electrónicos y eléctricos (frigoríficos, pantallas de televisión, etc.), los envases metálicos de residuos peligrosos (baterías, filtros de aceite y pilas), evitando de esta forma que dichos residuos vayan a parar a vertedero o al medio ambiente. Todos estos residuos se envían al correspondiente gestor autorizado.

Mayor control policial

El Ayuntamiento de León intensificará los controles policiales debido a que uno de los mayores problemas que presentan estas instalaciones son los continuos intentos de robo, que provocan destrozos materiales y actos insalubres que complican en gran medida la función de los puntos limpios.

Así lo anunció hoy el concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero, quien señaló que algunas personas se colocan a la entrada del punto limpio, especialmente en el de Alcalde Miguel Castaño, obligando a parar a los usuarios y les piden que les den los residuos que van a depositar; en ocasiones insultando tanto a los ciudadanos como a los operarios del Servicio de Limpieza que atienden esta instalación. Desde la Concejalía de Urbanismo se recomienda a los usuarios que no dejen ningún residuo fuera de las instalaciones, ya que estas personas los rompen allí mismo y se llevan sólo las partes que luego pueden vender.