Leonoticias

Laboratorios Ovejero apuesta por el I+D+i con un producto que mejora la leche de vacuno

vídeo

Laboratorios Ovejero lanza un nuevo producto. / César

  • Fortinumune Bov trata de facilitar el trabajo de los ganaderos y veterinarios leoneses y mejorar la salud de los animales gracias a una investigación de diez años en colaboración con la Universidad de León

León se mantiene en la vanguardia del sector biofarmacéutico y lo hace gracias a la innovación de los Laboratorio Ovejero.

La industria leonesa ha presentado el producto ‘Fortinmune Bov’, un medicamento que optimiza la respuesta inmunitaria del vacuno mejorando la calidad de la producción láctea.

Durante los últimos diez años, la empresa, en colaboración con la Universidad de León y otros centros de investigación españoles, ha venido desarrollando esta mejora que viene con una innovación patentada por los propios laboratorios. «El producto es inmunológico y ya se está desarrollando en la fábrica de León», explicaba el consejero delegado, Juan Pablo Ovejero.

'Fortinmune Bov' pretende ser el paso hacia el desarrollo de una gama de soluciones que posibiliten al profesional veterinario optimizar los tratamientos de las enfermedades infecciosas, utilizando los beneficios de la óptima respuesta del sistema inmune del animal tratado, reduciendo así, el uso de antibióticos y la creación de posibles resistencias a ellos.

Una industria de empleo

Esta industria genera 100 puestos de trabajo en la ciudad de León y mantiene su apuesta decidida por ofrecer calidad en los productos novedosos que resuelven los problemas de la sociedad. Laboratorios Ovejero se encuentra en constante crecimiento y el grupo ya congrega a más de 200 trabajadores.

El alcalde de León evidenciaba, en este sentido, la atracción de León para con «proyectos con denominador común bio», por ello consideraba que «merece la apuesta de instituciones» por la importancia de la sanidad animal en la actividad económica de la provincia por la gran industria ganadera que tiene.

El ecosistema bio tiene consecuencias positivas en término de empleo porque León tiene «1.000 empleos vinculados con este sector y con estos proyectos se da un paso más en continuar con inversiones y creación de empleo, que es el objetivo», aseveraba Antonio Silván.

La colaboración entre la Universidad de León y los Laboratorios Ovejero ha dado como resultado este producto que ya se comercializa en España. Ahora, esperan importarlo a Europa y el extranjero, para que traiga el desarrollo de productos nuevos y más empleo a una ciudad «que lo está demandando».

Colaboración con la Universidad de León

El rector de la ULE, Juan Francisco García Marín, hablaba sobre lo «imprescindible» que es para la universidad contar con estas empresas y desarrollar la investigación que se realiza en el centro. «Es importante aplicarla para que tenga repercusión en la economía y empresas de la provincia de León».

La suma de esfuerzos y conocimiento, aplicada al mundo real, ha generado este medicamento que mejorará la calidad de la leche y grasas del vacuno, lo que repercutirá en veterinarios y ganaderos de la provincia de León.

Por ello, el presidente de la Diputación Provincial, Juan Martínez Majo, reseñaba que esta transferencia del conocimiento a la aplicación práctica en el mundo rural y toda su extensión a la zona del Esla «ojalá pronto veamos que ese producto tiene una mejora real en la calidad de la leche».

Ello conseguiría que los ganaderos de vacuno, algunos de ellos con más de 1.000 vacas, vean mejorados sus productos y repercuta en mayores beneficios para un sector tan importante de la provincia.

Laboratorios Ovejero sigue apostando por generar empleo en el sector farmacológico de la ciudad de León. Ahora, con el lanzamiento de ‘Forinmune Bov’ esperan que su desarrollo genere un importante impacto económico en la sociedad leonesa.