Leonoticias

León desafía a la falta de Gobierno e incrementa un 36,9% el número de construcciones de vivienda nueva

León desafía la falta de Gobierno y aumenta un 36,9% el número de construcciones de viviendas
  • Los visados de nueva obra en la provincia han tenido a las casas unifamiliares como referente, con 122, seguidos de la edificación de bloques, con 41

La construcción de vivienda se muestra ajena a la situación política de España, que supera los 300 días sin gobierno. El sector del ‘ladrillo’ mantiene el ritmo expansivo, con un crecimiento del 16,3 por ciento en el primer semestre, que dobla el registrado en el mismo periodo de 2015, y supera también el anotado en 2014, cuando inició el despegue, tras siete ejercicios de fuerte ajuste, un proceso que ha dejado a la Comunidad con una actividad promotora bajo mínimos.

Este sector económico sigue mostrando un menor dinanismo en Castilla y León, que en el conjunto del país, donde la recuperación demuestra una mayor fortaleza, como refleja que el número de viviendas previstas haya crecido un 40,7 por ciento en el primer semestre, un porcentaje que duplica el 16,3 por ciento de la Comunidad, donde la actividad se sostiene gracias a las casas unifamiliares, que superan notablemente a los proyectos de pisos.

De hecho, entre enero y junio, el periodo comprendido desde la últimas elecciones generales y el inicio del verano, se contabilizaron 1.418 visados de dirección de obra para nuevas viviendas en la autonomía, según los datos recabados por el Ministerio de Fomento, la cifra más alta de un primer semestre desde 2013, aunque muy inferior al periodo previo a la crisis económica, cuando en la Comunidad se llegaron a construir casi 4.000 viviendas al mes.

De hecho, las empresas promotoras han visto recortada su actividad un 94 por ciento desde hace una década, cuando este sector alcanzó su pico en plena ‘burbuja inmobiliaria’ con 23.686 visados en el primer semestre. Desde entonces, el sector transitó por un largo camino de acoplamiento a la demanda hasta alcanzar su mínimo histórico, con un millar de viviendas, en 2013, ejercicio que marcó también un punto de inflexión y dio paso a una nueva etapa de despegue.

Ahora, ese incremento alcanza un máximo, no visto en la última década, que indica que el sector una vez recuperada su actividad consigue mantenerla por su inercia, aunque si se mantiene la incertidumbre política podría verse frenado este ciclo expansivo, según sostiene la Confederación Nacional de la Construcción (CNC). De hecho, su presidente Juan Lazcano, entiende que el sector inmobiliario se tiene que regenerar y alcanzar el “horizonte conservador” de 150.000 viviendas iniciadas en el año, lo que supondría la creación de 500.000 puestos de trabajo en el país.

La patronal de la construcción estima que este año se termine un número similar de viviendas que en 2015, cuando se alcanzaron las 45.630. Considera que el poder adquisitivo de las familias y su capacidad de endeudamiento ha cambiado y que ahora los agentes del sector y las administraciones deben marcarse como objetivo reducir los costes de producción de la vivienda «mejorando los procedimientos administrativos».

Más casas que pisos

Castilla y León demanda más casas unifamiliares que pisos, seguramente, porque el ‘stock’ inmobiliario de la Comunidad, que ronda las 34.000 viviendas, se concentra en la edificación en bloque. Por el contrario, en el país se están levantando tres veces más de bloques -24.529- que casas individuales, con un total de 33.320 visados, frente a los 23.672 del mismo periodo de 2015.

De hecho, en Castilla y León se solicitaron visados para 850 proyectos de casas unifamiliares y 568 para pisos. Los primeros aumentaron un 20,4 por ciento, mientras que los segundos se incrementaron un 10,7 por ciento. Esta tendencia se mantiene desde hace años y parece no corregirse. Sin embargo, el aumento de la actividad del sector en España está sustentado por el mayor número de pisos que se están construyendo.

Además, en provincias como Palencia y Zamora tan solo se contabilizan dos y cuatro proyectos de viviendas en bloque. En el lado opuesto se sitúa Burgos, con 132 pisos, frente a 104 casas, y Valladolid, con 196 pisos, frente a 119 viviendas unifamiliares. De la misma forma, las obras de rehabilitación o ampliación siguen sin crecer en la Comunidad, con tan solo 571 visados en la Comunidad.

Provincias

Cuatro provincias de la Comunidad registraron incrementos muy notables en la construcción de viviendas, que se situaron en la media del país. En concreto, los visados para nuevas casas aumentaron un 93,4 por ciento en Burgos, con un total de 236. Le siguió Soria, con un 66,6 por ciento y 175 viviendas; León, con un 36,9 por ciento y 163 y Salamanca, con un 32,5 por ciento y 171.

Por el contrario, descendieron un 1,8 por ciento en Valladolid, con 315 viviendas, seguida por Segovia, con un 2,8 por ciento menos y 138; Ávila, con un 12,3 por ciento menos y 107; Palencia, con un 13,4 por ciento menos y 58, y Zamora, con un 40,2 por ciento menos y 55 visados.