Leonoticias

El TTIP «nos va a destruir con invasión de productos de fuera»

Momento de la 'performance' en la plaza de Santo Domingo.
Momento de la 'performance' en la plaza de Santo Domingo. / R.P.
  • Una 'performance' en la plaza de Santo Domingo que ha querido llamar la atención de los ciudadanos sobre lo que, desde varias organizaciones, consideran un «atropello» a los ciudadanos

«Llamar la atención a toda la población para que sepan que esto que se está haciendo es un atropello». Con esta premisa un grupo formado por integrantes de sindicatos, partidos políticos y organizaciones ecologistas, se han hecho ver este sábado la plaza de Santo Domingo con el lema 'Ni TTIP ni CETA'.

Una 'performance' que ha querido llamar la atención de los ciudadanos sobre lo que, desde estas organizaciones, consideran un «atropello» a los ciudadanos de todos los rincones del mundo.

Unos tratados de comercio internacional que afecta a todas las capas de la pobalción. «Es preocupante para la provincia de León y para toda la sociedad europea y en todo el mundo», realta Manuel Colinas, del Círculo de Podemos León. «En particular en esta provincia es especialmente importante porque nos va a destruir con invasión de productos de fuera y los productos típicos de León, como los agroalimentarios, no van a poder competir en precio», lamenta Colinas.

Unos productos que ya no se verán protegidos como hasta ahora con las Denominaciones de Origen y las Indicaciones Geográficas Protegidas. «Aunque la calidad de los productos que vengan de fuera sea peor, en precio no vamos a poder competir», denuncia, «normalmnte la crisis nos golpea a los más débiles», apostilla.

Otra de las denuncias que quieren lanzar desde estas organizaciones es la referida a las condiciones laborales de los trabajadores si se llegan a firmar estos tratados comerciales: «Nos van a poner unas condiciones de trabajo que todos los derechos laborales que podemos haber ganado durante años se van a quedar destruidos», vaticina.

Los contrarios a estos acuerdos, critican duramente la forma en la que se han llevado a cabo las negociaciones internacionales «de una forma oscura y de espaldas a la gente», explica Colinas. «La forma es antidemocrática y atenta contra la población en general», remarca.

Pero no está todo perdido. Es por ello que desde estas organizaciones se siguen haciendo campañas de sensibilización y de información para que los ciudadanos reaccionen: «Se puede parar. Si somos demócratas el pueblo tiene que decir algo y vamos a decirlo», concluye.