Leonoticias

IU de León se une y participará en las manifestaciones en contra del TIPP y el CETA

  • La formación denuncia que este tipo de tratados «acabarán con las denominaciones de origen con todo el dinero público que esto ha costado

IU de León denuncia que los Tratados de Libre Comercio TIPP y CETA «ponen en peligro todos los logros conseguidos en cuanto a los avances en derechos de la ciudadanía». Según defiende esta formación, «la clase trabajadora resultaría gravemente perjudicada ya que suponen un peligro para los logros en derechos laborales y sindicales conseguidos a través de reivindicaciones durante muchos años». También, aducen, «supondría una indefensión y un retroceso considerable en lo que a nuestra salud se refiere, que vería mermados los controles sanitarios necesarios en cuanto a alimentación y medioambiente». En lo que se refiere a la provincia leonesa, IU considera que estos tratados entre multinacionales, «negociados a espaldas de la ciudadanía, van a hundir las pequeñas economías de la provincia y van a acabar con los escasos derechos laborales y sociales que sobreviven a las reformas neoliberales del PP y del PSOE en estos últimos años».

«El PP y el PSOE no pueden practicar una esquizofrenia política continua», afirma la Coordinadora Provincial de IU, Eloina Terrón, «asegurando que apoyan en Castilla y León unas políticas y en el Parlamento de la Unión Europea otra completamente distinta».

Izquierda Unida asegura que una de las consecuencias de estos Tratados es que «pretenden eliminar las denominaciones de origen, con todo el dinero público que esto ha costado y el esfuerzo que se ha hecho para dar valor a los productos de nuestra provincia». Lo que, advierten, tendrá como consecuencia que se acaben «las denominaciones de origen de los vinos del Bierzo, de los quesos de Valdeón, de la Cecina de León, de las mantecadas de Astorga, de los pimientos del Bierzo, de las legumbres de la Bañeza, etc.». Ni el tratado con EEUU (TTIP) ni el que se pretende firmar con Canadá (CETA) reconocen las variedades geográficas, solo admiten las marcas comerciales que ya están posicionadas en el mercado «con apabullantes campañas de publicidad, que nuestra pequeña economía no se puede permitir», critican.

Para Izquierda Unida estos no son realmente «tratados de libre comercio, pues el comercio ya está liberalizado y en esta comunidad tenemos buena muestra de ello», explica Terrón, «cuando se importa la mayoría de los productos que se consumen, que inundan sobre todo las grandes superficies comerciales». Por último, desde este grupo, denuncian que «lo que se busca es que las grandes multinacionales dominantes (las de EEUU sobre todo) no tengan trabas para conseguir más beneficios todavía y se puedan privatizar los servicios públicos y los bienes comunes que aún nos quedan, convirtiéndolos en negocio y lucro», concluyen.