Leonoticias

Radiografía interna del PSOE

El PSOE de la Comunidad analiza la crisis interna.

El PSOE de la Comunidad analiza la crisis interna.

  • La preocupación en las direcciones provinciales se hace palpable entre los dirigentes, que se esfuerzan por convencer a los afiliados molestos de que no abandonen el partido

El goteo de bajas que ya se está produciendo en las agrupaciones provinciales del PSOE a raíz del estallido en mil pedazos de la dirección en Ferraz empieza a preocupar en los despachos de las sedes socialistas de Castilla y León. Los dirigentes locales se aplican en poner un torniquete que permita parar la sangría de afiliados, a expensas de lo que ocurra el próximo y decisivo viernes. Así está la situación en Castilla y León provincia a provincia.

Valladolid

Pendientes el cobro de las cuotas de diciembre

Ese será el dato fiable. Los ingresos de las cuotas de afiliados del mes de diciembre indicarán si se han producido bajas en Valladolid. Desde la Secretaría Provincial indican que son muy pocas y que desde las propias agrupaciones se intenta contener a los afiliados para que calmen los ánimos hasta ver cómo se resuelve la crisis.

Palencia

Bastión de críticos

El proceso de bajas de militantes que se ha abierto en algunas zonas de España por la crisis interna del PSOE apenas ha tenido incidencia en la provincia de Palencia, debido fundamentalmente a que se trata de agrupaciones en su mayor parte controladas por el hasta ahora sector crítico con la ejecutiva que encabezaba Pedro Sánchez. Así, el número de bajas que se han producido en los últimos días en el PSOE de Palencia se limita a tres, firmadas precisamente por exconcejales de la época de Heliodoro Gallego. Se trata de los exediles Julio López, que formó parte de la ejecutiva autonómica que encabezaba Julio Villarrubia; Alberto Combarros, que tuvo responsabilidades en el área de municipal de Urbanismo, y José Manuel Ortega Arto, que fue concejal de Policía y Seguridad.

Desde el PSOE de Palencia se insiste además en que en este mismo periodo de tiempo se han registrado dos altas de militantes. En total, son 750 afiliados, de los que 400 corresponden a la agrupación de la capital.

Zamora

Enfados, pero no deserciones

Tras el Comité Federal del PSOE, en el partido en Zamora se han registrado llamadas de enfado y las intenciones de militantes socialistas de marcharse y dejar la formación. Sin embargo, a pesar del malestar mostrado, se ha logrado sujetar a la militancia y no se han registrado bajas, según ha explicado Mar Rominguera, secretaria de la Agrupación Local del PSOE de Zamora, la más numerosa de la provincia con 195 militantes.

«En principio ha llamado mucha gente enfadada y con la intención de marcharse, pero de momento, se está sujetando la militancia», aseguró Mar Rominguera sobre una situación en la que no ha habido ninguna baja concreta, salvo la dimisión, en la ejecutiva provincial, de la responsable de Desarrollo Rural y Agricultura, María Remedios Fernández Pomeda, por discrepancias con el voto del secretario general, Antonio Plaza, contra el congreso exprés de Pedro Sánchez.

A la espera de que se celebre el comité provincial para valorar con el secretario general lo que ocurrió en Madrid, se ha convocado asamblea de la agrupación local del PSOE de Zamora para el próximo viernes, 14 de octubre. Se trata de una asamblea extraordinaria cuyo único punto del día es la valoración del pasado comité federal y la propuesta de resolución respecto al próximo. De esta resolución, explicó Mar Rominguera, se dará traslado al secretario provincial y a la secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, miembro de la agrupación local de Zamora y que asistirá también al comité federal.

León

Un «consejo consultivo»

El PSOE leonés mira, al menos por el momento, con cierta calma, la crisis abierta a nivel nacional tras la caída de Pedro Sánchez al frente de la dirección nacional. Celestino Rodríguez, secretario provincial de los socialistas en la provincia, ha remarcado la «responsabilidad» mostrada por los militantes durante todo este proceso. A fecha de hoy la fractura por la crisis interna en la dirección nacional se ha saldado con la renuncia de «dos afiliados de un total de 3.000 que hay en la provincia».

El posicionamiento de los socialistas en León de cara a terceras elecciones o una abstención que facilite la entrada en el gobierno por parte de Mariano Rajoy se decidirá el próximo viernes. Sin límite de comparecencias y sin límite de tiempo, con «amplitud de miras» y con la certeza de que el resultado final debe ser fruto de un debate claro, sereno y siempre en beneficio de los intereses generales del partido se afronta en esa jornada la celebración de un consejo político, algo así como el «consejo consultivo» del partido en este terreno local.

La posición acordada por todas las partes (en su conjunto acudirán a este consejo según las propias previsiones del partido cerca de 400 personas) será defendida por los tres representantes con los que el PSOE de León cuenta en el comité federal socialista.

Segovia

Política «de sentimientos»

En tiempos de tribulación, no hacer mudanza. Los socialistas segovianos han hecho suyo el consejo que el fundador de los jesuitas, Ignacio de Loyola, daba a los nuevos miembros de la Compañía, aunque en este caso el trasfondo es mucho más terrenal. Las turbulencias del PSOE no están sacudiendo al partido en una provincia donde hasta la fecha solo se ha dado de baja un militante de Segovia capital. El secretario de Organización, Alberto Serna, explicó, además, que estos días se han afiliado cinco: tres en El Espinar, uno en San Cristóbal de Segovia y un quinto en El Espinar.

«La política son sentimientos, y en estos momentos está la sensación de que no se puede dejar tirados a los demás», explica Serna, quien recuerda que el mayor incremento de militantes se produjo «cuando José María Aznar ganó las elecciones». Cuando el partido es una balsa de aceite, señala, la militancia baja, pero cuando llegan tiempos convulsos, como el actual, y se vislumbra un gobierno del Partido Popular, los socialistas crecen en número.

Al menos en Segovia, donde el PSOE ha escenificado estos días un cierre de filas en torno al secretario provincial y secretario de la Mesa del Congreso, Juan Luis Gordo, quien votó ‘no’ al congreso exprés planteado por Pedro Sánchez. Las únicas voces discrepantes, al menos en público, han sido las de los portavoces socialistas en los ayuntamientos de Otero de Herreros y Sanchonuño, Alberto Peñas y Héctor Pascual, que renunciaron a los puestos de vocal que ocupaban en la ejecutiva provincial. Ninguno de ellos ha querido hacer declaraciones más allá de lo publicado en sus cuentas de Facebook.

Burgos

Datos oscuros

En el Partido Socialista de Burgos, no ofrecen la cifra de las bajas de afiliados y simpatizantes que se han producido a causa de la crisis en el seno de la formación.

Si hace unos días confirmaban que las bases estaban recogiendo firmas para un congreso extraordinario, ahora no se anota el número de personas que han dejado el partido últimamente.

«No aporta nada al debate», afirman desde el PSOE burgalés, que cuenta en estos momentos con 825 militantes y 1.129 simpatizantes censados.

Salamanca

Censo inmóvil y cierta discrepancia

La situación parece no haber afectado al partido y sus afiliados en Salamanca. Fuentes del partido señalaron que el censo está igual que hace dos semanas, integrado por cerca de 400 afiliados en la capital salmantina y 500 en la provincia. Las mismas fuentes señalaron que desde que se celebró la reunión del comité federal y se han introducido diversos cambios en las estructuras del partido solo una persona ha registrado su baja voluntaria en el partido, pero sin especificar los motivos de su decisión.

Lo que sí ha comenzado en Salamanca es una corriente aparentemente crítica con la dirección del PSOE salmantinos, cuyos representantes en el comité federal votaron en contra del congreso extraordinario propuesto por el ya exsecretario general socialista, Pedro Sánchez, que está recogiendo firmas para convocar ese congreso extraordinario. Se trata de un grupo integrado por una decena de militantes de base sin ningún tipo de cargo orgánico dentro del partido que se están moviendo por toda la provincia, sin que por el momento se sepa que acogida está teniendo su iniciativa.

Con información de Mar Domínguez, Alicia Pérez, Luis Miguel de Pablos, María Orive, José María Díaz, Ana Nuin y Javier Calvo.