Leonoticias

León será la 'vitrina al mundo' para 18 escolares procedentes de Isla Reunión

vídeo

Los alumnos del Lycée Evariste de Parny en el Ayuntamiento de León. / Noelia Brandón

  • El IES Eras de Renueva es el centro receptor de estos estudiantes que completarán su doble titulación de 'Bachibac' en francés y español en la tercera edición de este «satisfactorio» intercambio

León se ha convertido en la ventana al mundo para 18 alumnos procedentes de Isla Reunión que cursarán en el IES Eras de Renueva su último curso de bachiller con el objetivo de conseguir una doble titulación.

La directora del centro leonés considera que lo más importante es «el intercambio lingüístico y cultural». La primera porque los franceses y españoles que cursan este último curso de bachiller «se tienen que enfrentar a la prueba externa de Bachibac para obtener la doble titulación en español y francés en mayo». Además, avanzar en la inmersión lingüística es importante «porque cada uno se examina del otro idioma».

Los escolares, procedentes del Lycée Evariste de Parny, han sido recibidos por el concejal de Educación, Francisco Javier García Prieto, quien ha señalado la influencia francesa en la capital leonesa, con el estilo gótico, reflejado en la afrancesada Catedral de León, y el Camino de Santiago como principales vínculos.

El viaje entre León y la Isla Reunión es «muy largo» y sirve a los colegiales para aprender de otras culturas «más allá de la metrópoli de París».

Los reunioneses llevan en León dos semanas en las que han podido tener su primera toma de contacto con la ciudad y destacan la diferencia cultural porque «en España vivimos de noche, salimos de fiesta, allí no es así», asegura Carlota, una de las alumnas de 16 años que ha aterrizado en la ciudad.

Una vitrina al mundo desde León

Isla Reunión tiene una superficie de 2.500 metros cuadrados y las regiones más cercanas son Madagascar a dos horas e Isla Mauricio a 40 minutos. Por ello, esta experiencia servirá a estos jóvenes para evitar un aislamiento que conlleva un cierto repliegue.

«Queremos que los alumnos se abran al mundo y España es una vitrina para que no consideren que el mundo es la Reunión o el espejo que tenemos en Francia», explica Luis Miguel Torres, un colombiano que ejerce de profesor de español en Isla Reunión.

La lengua materna de los reunioneses es el francés, pero además existe otra como es el criollo, una mezcla de lenguas nativas: del hindú, del chino y del africano.

En el lugar de origen estudian otros idiomas como alemán, portugués y español y, allí como aquí, el inglés es la segunda lengua, ahora quieren motivar a la gente para que León sea una vitrina al mundo para ellos.

El intercambio conlleva el aprendizaje de historia de España y un examen final en la lengua de Cervantes para los 18 alumnos que aterrizarán en el Instituto de Eras.

La experiencia servirá para que valoren la diferencia de vida, de clima y alimentación que existe entre dos lugares separados por más de 9.000 kilómetros.