Leonoticias

Soy como tú, aunque no lo sepas

vídeo

Lectura del manifiesto desde el balcón del Palacio de los Guzmanes. / Sandra Santos

  • El balcón del Palacio de los Guzmanes sirve como escenario para la lectura del manifiesto con motivo del Día Mundial de Salud Mental en el que se ha pedido poner fin al estigma social con las personas que padecen enfermedades mentales

El estigma social es la lucha diaria más dura a la que se enfrentan. Las personas con enfermedades mentales han celebrado este 10 de octubre su día y lo han hecho reclamando que se ponga fin a las etiquetas.

La sociedad conoce la salud mental por las enfermedades crónicas, como la psicosis, pero existen muchas otras más generalizadas, como la depresión, por ello hay que tratar el problema «como algo mucho más normal de lo que nos puede parecer».

Desde el balcón de la Diputación de León han leído un manifiesto para explicar alto y claro que la opinión pública no debería hablar sin saber y han reclamado dignidad en la salud mental.

Según las estadísticas las enfermedades mentales están muy presentes en la sociedad. La OMS estipula que una de cada cuatro personas que pueblan el planeta desarrollará algún tipo de problema de salud mental a lo largo de su vida.

'Rompamos las barreras'

Bajo el lema ‘Rompamos las barreras. Dignidad en salud mental’, Alfaem ha salido a la calle para exigir derechos y recordar que las personas con enfermedades mentales forman parte y quieren que con actos como este se vea «el talante positivo y se desestigme la imagen del colectivo que durante muchos años se ha arrastrado».

Tras la lectura del manifiesto, un concierto a cargo de The Blues Bros. Tribute, ha puesto la nota musical a una jornada festiva que sirve para dignificar a este colectivo.

Es un trabajo constante para logar «romper barreras y normalizar la vida de las personas con enfermedad mental». En el centro de día y en los dispositivos de promoción de la autonomía personal, Alfaem atiende cuenta con alrededor de 700 personas en la provincia.

Estadísticas

Durante el año 2015, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León se contabilizaron casi 700.000 personas que padecían algún tipo de trastorno en la salud mental.

En la población de entre 9 y 17 años, 64.380 personas tuvieron problemas de este tipo; las personas de 18 a 54 años esta cifra se elevó hasta las 203.343; y los mayores de 55 años se experimentaron 101.946 casos.

El Día Mundial de Salud Mental sirve para recordar que estas personas son como las demás, que no necesitan compasión, no hay que tomarlos por raros, esconderse o tenerles miedo.

No son locos, tan solo necesitan ayuda profesional, buen tratamiento y medicación. Por ello celebran su día y su función en la sociedad y lo hacen con voz y con música para recordar que aunque no se sepa, ellos son como los demás.