Leonoticias

Enrique Reguero e Ignacio Fernández, secretarios provinciales de UGT y CCOO.
Enrique Reguero e Ignacio Fernández, secretarios provinciales de UGT y CCOO.

Denuncian la existencia de casi 5.000 empleados del hogar de los 8.000 no afiliados en León

  • Con motivo del Día del Trabajo Decente, CCOO y UGT reclaman que, «tras el sacrifico laboral hecho por los trabajadores que no ha servido para aumentar el empleo», los sueldos vuelvan a crecer

Este viernes se ha celebrado la Jornada Mundial del Trabajo Decente y los sindicatos leoneses han aprovechado la ocasión para pedir un empleo «adecuado» como respuesta al impás actual ocasionado por «la nueva economía».

Desde CCOO aseguran que en León hay varios casos de trabajo «en malas condiciones» y hacen especial hincapié en los empleados domésticos, sector para el que el Gobierno no asumió un convenio firmado en 2010 y exigido por la Unión Europea a sus países miembros en 2013.

«No tienen prestación por desempleo ni indemnizaciones del Fogasa», destacan fuentes sindicales, que cifran en 8.000 leoneses los integrantes de este sector, de los que poco más de 3.000 están afiliados a la Seguridad Social, lo que les priva de estas prestaciones.

A través de conversaciones con Ayuntamientos, van a intentar presionar al Gobierno para que dé un paso al frente en este asunto. Los sindicatos reclaman a los consistorios qu aprueben mociones en esta materia para insistir a la Moncloa en la necesidad de asumir este convenio. De hecho, en el próximo pleno del Ayuntamiento de León se tratará de aprobar un moción de este ámbito.

«Es hora de aumentar los salarios»

Desde CCOO señalan que Castilla y León es una de las comunidades con una de las rentas más bajas del territorio nacional y exigen que, «tras el sacrificio salarial realizado por los trabajadores para el supuesto mantenimiento o aumento del empleo que no ha sido exitoso», los sueldos vuelvan a crecer. «Es el momento indicado para ello», aseveran.

También solicitan más y mejores prestaciones por desempleo, ya que cada están «más mermadas». «En León hay unos 40.000 parados de los que cobran prestación solo 15.000, además de ser de un importe 50 euros inferior a 2009», aseguran fuentes sindicales.