Leonoticias

vídeo

Javier Fernández (C), presidente de la Junta de Personal Docente. / Sandra Santos

Los docentes reclaman «mayor estabilidad» y denuncian una tasa de parcialidad en los interinos del 39%

  • La Junta de Personal Docente denuncia que hay muchos profesores que «pagan por trabajar» para ganar experiencia y destaca la «precariedad» de la interinidad

Ante la «cara amable» del inicio de curso escolar mostrada por las autoridades, la Junta de Personal Docente de Centros Públicos no universitarios ha querido recalcar que «no se corresponde con la realidad». Javier Fernández, presidente de esta organización, ha incidido en que la aplicación del calendario Lomce y que la Junta no establezca un plan para «recuperar lo perdido durante la crisis» está creando un «clima negativo» en el gremio, que cuenta con unos 5.000 profesores en la provincia.

«En León tenemos un déficit de 360 puestos docentes: 30 del curso pasado, 54 del 2014-15, 56 del 2013-14 y 220 del 2012-13, el peor año de todos. Solo se han repuesto casi un centenar. Además, hay 294 funcionarios en prácticas, una cifra insuficiente, ya que se necesitan unos 400», radiografía Fernández.

Uno de los asuntos que más preocupa entre los docentes es la tasa de interinidad. Pese a que la administración prometió que sería del 5%, está en el 17%, alega Javier Fernández. «Hay 659 interinos con vacantes y el 30% de ellos a tiempo parcial en primaria y secundaria. En otras ramas, como FP o artes, esta parcialidad asciende hasta el 43%, llegando a un total del 39%», denuncia.

Esto supone un clima de «inestabilidad y precariedad» con un «abuso en los contratos» que llegan a reducirse a cinco horas. «Este no es el camino, además de que el paso de interino a funcionario no supone un coste extra. Reclamamos que haya ofertas públicas docentes», exigen.

«Pagan por trabajar»

Javier Fernández también denuncia la «deficiente» planificación en materia educativa por parte de la Junta. «La asignación de interinos es un caos, hay un gran retraso en las vacantes y sustituciones de tal manera que, cuando el interino llega, en algunos casos ya ha regresado el titular», afirma.

No solo eso, la Junta Personal Docente también revela que las jornadas «reducidísimas» ocasiona que sea «díficil vivir de esto». «Hay profesores que pagan por trabajar, para conseguir experiencia docente y seguir ganando puntos para su futuro. En la provincia hay 75 docentes desplazados», explica.

Otras actuaciones que denotan esta falta de planificación, según Javier Fernández, son la falta de interinos en latín, materia para la que «hace varios años que no han salido oposiciones» o las 19 listas extraordinarias en FP para cubrir vacantes.

Problemas del paso a Lomce

El caos también ha surgido con el paso de Loe a Lomce. Javier Fernández explica que los alumnos con asignaturas pendientes en segundo de Bachillerato han vivido unos meses complicados. «La Junta obligó a todos a matricularse en el Leopoldo Cano de Valladolid, pensando que serían unos 20 por provincia, para hacer esta asignatura a distancia. Se matricularon 3.500 y acabaron dando marcha atrás y seleccionando un centro en cada provincia para estos casos. En León se encarga el Legio VII», explica.

La Junta de Personal Docentes también rechaza «frontalmente» el plan estrella de la Consejería de Educación, la red de centros innovadores «cuyos pilares son el bilingüismo, la inclusividad y las TIC». Sobre el bilingüismo, esta organización recalca su oposición a esta medida y consideran que es un «sinsentido». Sobre la inclusividad consideran que las medidas tomadas son «erráticas y contradictoris», pero el 'plato fuerte' llega con las TIC. Un estudio realizado por esta Junta de Personal Docente asegura que el 50% de los centros corroboran que su infraestructura digital «no es suficiente». «En centros de infantil y primaria, el 50% de los centros considera su red Wifi como insuficiente, y en centros de secundaria opinan así el 33%», añade.

Sin noticias de la reválida

Las reválidas de ESO y Bachiller han centrado otro de los debates en los últimos meses y Javier Fernández destaca la inquietud entre los docentes por este asunto. «La Junta tiene hasta el 30 de noviembre para fijar cómo serán estas pruebas, si se acercan más a las PAU o a la reválida de la Lomce, rechazada por el Congreso hace unos días. Los profesores no saben qué tienen que preparar», critica.

Son especialmente críticos con la reválida de 4º de la ESO ya que consideran que «es innecesaria» y puede dejar sin posibilidad de llegar al Bachillerato a alumnos «que han aprobado los cuatro cursos». También solicitan que los ratios para las optativas de Bachillerat seran «más flexibles» en centros rurales para que todos tengan «las mismas oportunidades».

Además, lanzaron tres exigencias a la Junta. «Reclamamos la derogación de los recortes en educación, la derogación de la Lomce y la eliminación de los conciertos educativos en niveles no obligatorios», sentencian. Por último se ha recordado que en la provincia, actualmente, hay un total de 5.000 profesores asociados a centros públicos.

Temas