Leonoticias

vídeo

Celebración de los Ángeles Custodios. / Sandra Santos

Custodios del viejo reino

  • La Policía Nacional celebra su fiesta felicitándose por la bajada en la criminalidad, y reconociendo la labor callada de los agentes e inspectores más destacados

Siempre custodios y, alguna vez, hasta un poco santos. Los policías nacionales de León celebraron la festividad de los Ángeles Custodios en la sala Caja España poniendo un poco de luz sobre una labor callada que abarca los 365 días del año.

más imágenes

  • La Policía celebra su fiesta

Con la presencia del alcalde de León, Antonio Silván; la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Eugenia Gancedo, y la presidenta de la Audiencia Provincial Ana del Ser; el fiscal jefe provincial de León, Emilio Fernández; el rector de la ULE, Juan Francisco García Marín, el acto sirvió para entregar diversos reconocimientos, como la Cruz al Mérito Policial con Distintivo Blanco o el mérito a los agentes e inspectores retirados.

La subdelega del Gobierno, Teresa Mata, junto a la comisaria de la Policía Nacional, María Marcos, quisieron expresar la satisfacción por el trabajo del cuerpo. «León tiene la oportunidad de agradecer la entrega de la Policía Nacional, porque trabajan los 365 días del año, las 24 horas del día. Yo me siento muy orgullosa y en León vivimos tranquilos en gran parte gracias a ellos», explicaba Mata.

La comisaria no dejaba pasar la oportunidad para resaltar lo importante de la jornada: «Para nosotros es una fiesta, ya desde el momento en que estamos en la Academia en Ávila y también cuando nos retiramos».

Criminalidad a la baja

Los Ángeles Custodios suele ser un día para hacer balance sobre la situación de la seguridad leonesa. «Tenemos cotas de seguridad alta no solo en la Policía Nacional sino también en la Guardia Civil, casi con menos recursos ha bajado la criminalidad», señalaba la subdelegada. Apuntaba sus palabras María Marcos, que además de destaca la colaboración dentro del cuerpo para grandes eventos, como el último partido de la Selección de fútbol, esgrimía que los índices de criminalidad conocida son motivo de alegría porque «en las cuatro comisarias de la provincia han bajado sensiblemente».