Leonoticias

Placa en la Avenida Fernández Ladreda, ministro en la dictadura de Franco.
Placa en la Avenida Fernández Ladreda, ministro en la dictadura de Franco.

El Ayuntamiento buscará generar «la menor incomodidad posible» con el cambio de nombres de calles franquistas

  • El concejal de Hacienda y Régimen Interior, Agustín Rajoy, señala que «no hay demanda, solo un recurso» por el que actualmente se encuentran desarrollando informes sobre qué calles serán renombradas | Sobre el número, esgrime que «pueden ser las mismas que han salido (35), la mitad o el doble»

Aunque aún está en fase «muy inicial», como apuntaba el concejal de Hacienda y Régimen Interior, Agustín Rajoy, los primeros pasos ya están andados. El Ayuntamiento procederá a cambiar el nombre de una serie de calles con nomenclatura franquista, aunque habrá que esperar a los pertinentes informes para saber cuáles son. En la actualidad, 35 vías de la capital del Bernesga tienen nombres que hacen referencia a personajes o hechos de la dictadura.

Ya en julio, el portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de León, Fernando Salguero, reconocía que el Consistorio procedería a ejecutar la sentencia para el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica «en cuanto tenga notificación por el juzgado».

Como se recordará, el abogado madrileño Eduardo Ranz impulsó la demanda para que se cambiara el nombre de las calles que incumplan la Ley de Memoria Histórica. No obstante, Agustín Rajoy señala que la cuestión se encuentra en recurso y no hay sentencia.

Ahora, un grupo de expertos en Historia Contemporánea establecerá cuáles son las calles a cambiar, que podrían ser «las 34, el doble o la mitad».

Una vez realizado el informe, se enviará a sede judicial. El cambio de las calles se realizará generando «la menor incomodidad posible» a los vecinos cumpliendo «escrupulosamente la ley». Al mismo tiempo, Rajoy asegura que no se tardará más de dos semanas en saber cuáles son las elegidas.

Preguntado por qué nombres tendrán las calles, el concejal no adelanta cual será el sistema para decidirlo, si bien establece que «será con el máximo consenso posible».