Leonoticias

Laboratorios Ovejero crece en innovación, alcanza los 200 empleos y se extiende desde Rusia a México y Tailandia

vídeo

Juan Pablo Ovejero, durante su entrevista en leonoticias. / Inés Santos

  • El próximo día 18 la firma leonesa lanza Fortinmune BOV, un novedoso producto para el sistema inmune animal | «Estamos manteniendo un proyecto fundamentalmente ligado a la ciudad de León», asegura Juan Pablo Ovejero

Hasta 200 empleos (un centenar de ellos en una filial establecida en Polonia), un catálogo de 150 productos veterinarios, más de 20 millones de euros en facturación anual y un mercado internacional que se extiende desde Rusia hasta México, desde Tailandia hasta el Oriente medio.

Laboratorios Ovejero, una firma familiar leonesa del sector bio, mantiene vivo el mismo espíritu inovador que provocó su nacimiento en el año 1948.

Una larga historia de empeño y esfuerzo que se ha fraguado con no poco sacrificio a lo largo de los años. «Esta es una empresa familiar, en la que estamos entre la segunda y tercera generación. Estamos manteniendo un proyecto fundamentalmente ligado a la ciudad de León. Hemos intentado dar un salto a internacionalizarnos para abrir nuevos mercados», asegura el consejero delegado Juan Pablo Ovejero durante una entrevista en leonoticias.

El sector bio, su desarrollo, su innegable peso específico en León es un ejemplo de los sectores empresariales que han sabido sortear la crisis con empeño e imaginación. La última 'píldora' es el lanzamiento el próximo día 18 de 'Fortinmune BOV', n producto destinado a mejorar el sistema inmunitario en animales.

Amplia gama específica

«Tenemos una amplia gama específica por especies marcada por la diversificación. Este lanzamiento es un hecho importante, cuenta con la aprobación de la Agencia Española de Medicamento y se enmarca en nuestra política de seguir desarrollando productos con propiedad intelectual propia», sentencia.

Ovejero suma y sigue. Tras este último lanzamiento ya están en carteras nuevos productos «en el medio y largo plazo» porque la innovación «nunca se detiene. Es muy importante mantener la inversión en el tiempo. De poco sirve apostar por la investigación un año y luego no mantenerla en el tiempo. Los resultados en este tipo de inversiones llegan a los diez años, es un proceso de mucho tiempo».

«Ya tenemos en marcha algún proyecto con la Universidad de León para seguir trabajando en la utilización de esta tecnología ('Fortinmune BOV') en otras especies», remarca Juan Pablo Ovejero.

La importancia de la Universidad de León

Para Juan Pablo Ovejero en el desarrollo local tanto del laboratorio al que representa como del propio sector ha tenido una importancia capital la Universidad de León, un «elemento fundamental en el sector bio en la provincia de León».

Laborarios Ovejero es sinónimo de investigación y desarrollo en salud animal, una apuesta que se incrementa año a año y que hoy llega a los cinco continentes. Una historia que se remonta a 1948, cuando se inicia la producción de productos biológicos veterinarios.

Durante la historia destacan hitos como la construcción en los años 50 de la primera planta de liofilización para la producción industrial de vacunas o el desarrollo de la primera vacuna contra la lengua azul. Pasos al frente que se han mantenido en el tiempo hasta consolidar a Laboratorios Ovejero como una empresa de referencia en el sector.