Leonoticias

vídeo

Los novatos siguen instrucciones en la Plaza de la Regla. / Inés Santos

Que Baco os bendiga

  • Las novatadas siguen siendo el rito iniciático estrella para los nuevos alumnos de la ULE | El calimocho, las canciones populares y las pruebas vergonzantes copan el menú para estos días de fiesta

«Párteme un huevo en la cabeza, que así nos harás felices». La frase, tan estrambótica como la que más, da una idea de lo que se cuece (nunca mejor dicho) estos días por la Universidad y las calles del centro de León. Las novatadas vuelven a medir las fuerzas de los recién llegados en un rito iniciático que pese a contar con gran desaprobación por parte de algunos sectores, sobrevive a ritmo de cánticos y grandes 'katxis' de calimocho.

Todo surge con extrema facilidad. Los novatos son rápidamente vestidos con bolsas de basura y sus caras se convierten en el lienzo perfecto para estampar su nombre y una característica 'N', por si la bolsa de basura no diera suficientes pistas. El pelo pronto cambia de textura gracias a la acción del vino, al ser regados en los múltiples juegos y dinámicas en las que participan, aderezadas con varios '¡Camarero! ¡Una de mero!, ¿Una de mero?, ¡una de mero, dos de febrero, tres de marzo, cuatro de abril!'.

A eso de las seis y media toca el huevo. Tan sencillo como buscar a cualquiera que pague un euro a cambio de estallarle un huevo al novato en plena almendra. No faltan voluntarios que ayuden a llenar el botín, con el que se sufragarán fiestas próximas.

Solo es miércoles y el ambiente ya es total, esperando la subasta de Inef del jueves. Empiieza un nuevo curso en la ULE, y lo hace, una vez más, regándolo todo en vino. Que Baco les pille confesados.