Leonoticias

Izquierda Abierta exige «explicaciones» por que los trabajos municipales de teleasistencia «se vayan a Valladolid»

  • Esta formación política pide que se revise la «legalidad» de este contrato e impidan la pérdida «de quince puestos de trabajo para León»

Izquierda Abierta León exige «explicaciones públicas» por el trato de la nueva empresa de teleasistencia a las 15 personas que el Ayuntamiento de León «estuvo formando y que ahora no trabajarán en el servicio porque esos empleos se trasladan a Valladolid».

«Pedimos a los Grupos Municipales del Ayuntamiento que revisen la legalidad de esta situación e impidan la pérdida de 15 empleos en León, en un servicio municipal que no puede permitir generar empleo en otras provincias mientras el desempleo crece en la ciudad, 18.000 personas. Igualmente vemos como un insulto que se ofrezcan cursos de inserción laboral para mujeres desempleadas y se las abandone de esta manera», señalan.

IzAb asegura que, tras ponerse en contacto con las propias personas afectadas, éstas iniciaron su formación desarrollando «un curso para mujeres desempleadas para teleasistencia, incluyendo prácticas y certificado de profesionalidad».

«Se les informó desde el consistorio igualmente que la labor desarrollada con anterioridad por Cruz Roja desde León pasaría junto a la concesión del servicio a otra empresa, esta empresa ya se sabe que será Clece, quienes darían el curso y las prácticas. Estas 15 mujeres no recibieron noticias de ningún tipo por parte de esta empresa hasta el día de ayer, lunes, en que se les informa de que el curso no se va a realizar porque el servicio se va a ofrecer desde Valladolid», lamentan.

De este modo, «un curso que pretendía integrar mujeres en mundo laboral se queda en nada porque el Ayuntamiento de León va a permitir que esos 15 empleos y el servicio de teleasistencia del Ayuntamiento se trasladen a Valladolid». «Las llamadas se gestionarán desde esta capital de provincia», añaden.

«Es gravísimo que se rían de estas personas, es gravísimo que se traslade empleo generado por la administración a otras provincias y es igual de grave que se anunciase en medios de comunicación el viernes pasado que Clece se hacía con un contrato de 334.000 euros, gracias a un recurso, y las mujeres que supuestamente iban a ofrecer el servicio se enterasen ayer porque no les quería fastidiar el fin de semana», denuncian.

«Es indecente reírse así de la gente, ofrecer un curso desde el propio Ayuntamiento y luego permitir este atropello. Máxime cuando la empresa Clece no aparece precisamente como una sociedad ejemplar en el trato a sus trabajadoras, con trabajo precario o quejas por servicio deficiente», sentencian.