Leonoticias

Silván remarca que el plazo de la integración del AVE es de 24 meses pero desconoce su inicio

  • El alcalde asegura que Adif exigirá «rigor» en el cumplimiento de los plazos pero se remite al gestor y a la adjudicataria de la obra que «son los que deben determinar la fecha de inicio» | Adif insiste en que se iniciará ya pero la adjudicataria lo ve imposible

El alcalde de León, Antonio Silván, ha asegurado este lunes que la integración ferroviaria en la capital se mantiene dentro de los plazos previsto lo que no supondrá, sin embargo, que la obra no sufra algún retraso según los tiempos previstos.

Silván ha asegurado que se ha puesto en contacto con el presidente de Adif, quien le ha trasladado «tranquilidad en el cumplimiento de los plazos» por lo que, según remarcó, la obra de integración tendrá una duración de 24 meses.

“Desde de Adif me han asegurado que serán rigurosos a la hora de exigir el cumplimiento de ese contrato que establece un plazo de dos años”, remarcó Silván, que, sin embargo, no ha concretado la fecha en la que se iniciarán los trabajos y, por ende, tampoco cuándo la integración de AVE a su paso por León será una realidad.

En este sentido, el alcalde se remitió a Adif y a Copasa, la empresa adjudicataria del proyecto que, en definitiva, “son los que han formalizado un contrato y los que tendrán esa respuesta”. Dos partes que, si bien, presentan posturas bien diferentes.

El gestor de infraestructuras ferroviarias, Adif, remarcó por escrito al Ayuntamiento de León que las obras de integración ferroviaria en la capital se cometerán de inmediato, señalando que los problemas suscitados en las últimas semanas no son relevantes como para frenar los trabajos.

Sin embargo la determinación ofrecida por el gestor contrasta con la decisión de la empresa adjudicataria quien, como ya advirtiera semanas atrás, ve imposible acometer la integración en los términos planteados. Copasa ve inviable acometer el proyecto por sus errores, entendiendo necesario una modificación de proyecto de calado lo que conllevaría la necesidad de elaborar nuevo proyecto ante el ministerio.