Leonoticias

La campaña de la Policía Local de León sobre el uso del cinturón de seguridad se cierra con 27 denuncias

La campaña de la Policía Local de León sobre el uso del cinturón se cierra con 27 denuncias
  • En total se controlaron 649 vehículos en distintos puntos de la ciudad, especialmente cerca de los colegios

La campaña especial de uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil, puesta en marcha por la Policía Local de León en colaboración con la Dirección General de Tráfico entre el 12 y el 18 de septiembre, se cerró con 27 denuncias sobre el total de 649 vehículos que se controlaron en distintos puntos de la ciudad. Entre las infracciones, 15 fueron impuestas a los conductores de los vehículos, diez a pasajeros y dos por llevar a menores en el coche sin los adecuados sistemas de retención infantil.

En este sentido, la campaña prestó especial atención a los horarios de entradas y salidas de colegios, observando la conducta de los padres que llevan a sus hijos al colegio. El concejal de Movilidad y Seguridad de León, Fernando Salguero, subrayó que es “inexcusable” el uso de esos dispositivos de seguridad, especialmente en el caso de los niños, y recordó que antes de poner en marcha el motor hay que ponerse el cinturón. La campaña se cerró con unos datos similares a los registrados el pasado año, cuando se impusieron 28 sanciones, aunque lejos de las 44 registradas en la campaña de septiembre de 2014.

El objetivo de la vigilancia era concienciar de la importancia que tiene el uso de sistemas de seguridad no sólo en las vías interurbanas sino también en las vías urbanas. En ese sentido, según los datos de Tráfico, en el año 2015 un 23 por ciento de los usuarios de turismos fallecidos en carretera no utilizaban el cinturón de seguridad. En el caso de las vías urbanas, el porcentaje se elevó hasta el 30 por ciento.

El Reglamento General de Circulación establece que los conductores y ocupantes de vehículos deberán utilizar los cinturones de seguridad y otros sistemas de retención homologados correctamente abrochados tanto en la circulación por vías urbanas como interurbanas. Además, establece la prohibición de circular con menores de doce años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto.

Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de doce años podrán utilizar como tal dispositivo los propios cinturones de seguridad para adultos de los que estén dotados los asientos delanteros. No cumplir esta norma es una infracción grave que conlleva una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del carné. En 2015, la Policía Local de León realizó 109 denuncias por este tipo de infracciones.