Leonoticias

El latido del Ildefe

Tres jóvenes emprendedores de VEXIZA, ante el edificio CEBT
Tres jóvenes emprendedores de VEXIZA, ante el edificio CEBT / Peio
  • Más de una treintena de empresas ocupan los viveros del Instituto Leonés de Desarrollo con proyectos de emprendedores de diverso perfil

Con 15 años de vida, el Instituto Leonés de Desarrollo, Empleo y Formación, Ildefe, cuenta entre su amplia cartera de servicios con los viveros de empresa ubicados en su sede de la Avenida de La Magdalena y en el edificio tecnológico situado en la calle Santos Ovejero del barrio de Eras de Renueva. Ambos son el mejor exponente de la actividad de la agencia de desarrollo local de León y buen ejemplo del espíritu emprendedor de jóvenes y no tanto también en tiempo de crisis.

En ambos recintos se ofrece a los nuevos empresarios despachos equipados, apoyo básico y posibilidad de otras ventajas en condiciones especiales y por un tiempo limitado, con el objetivo de facilitar el comienzo y posterior desarrollo de su negocio. Además, en el llamado Centro de Empresas de Base Tecnológica, CEBT, conocido como 'edificio rojo', se presta un servicio de acompañamiento y fomento del 'networking' que incluye asesoramiento tecnológico, sensibilización sobre creatividad, innovación y TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), formación y foros de encuentro.

En la actualidad, hay casi una veintena de empresas instaladas en el CEBT, que cuenta con lista de espera, y 14 en el vivero de La Magdalena. La salida de la empresa ALN de Telemarketing de las dependencias del 'edificio rojo' propiciará una redistribución del espacio que pemitirá la llegada de nuevos emprendedores. La mayoría de los arrendatarios de esa sede tiene negocios vinculados a las tecnologías pero con contenidos muy diversos.

Así, el directorio ofrece un menú tan variado como el que incluye una plataforma social web para los amantes del mundo de la literatura (PAPELClub), capitaneada por Pedro Pérez Grande, hasta una compañía de desarrollo móvil y web sobre información geográfica, sector sanitario y agro-ganadero (Vexiza), otra que ofrece soluciones y certificaciones energéticas y control de instalaciones térmicas (APR), una dedicada a desarrollar y aplicar metodologías TIC para la atención psicológica, psicopedagógica y/o formativa de personas o entidades (Psicointec) y otra centrada en la venta por Internet de embutidos artesanales y productos derivados (Embutishop).

Alberto Cerrillo, uno de los cuatro socios de Vexiza, llegó hace menos de un año al vivero del Ildefe, con el que comenzó a relacionarse a través de sus programas de asesoramiento a emprendedores y por las facilidades que ofrecen en el alquiler a las nuevas empresas. Tras pasar por la sede de La Magdalena optó por el CEBT, para relacionarse con otras empresas emergentes del sector TIC y potenciar su identificación como tal.

Vexiza surgió con el objeto de emplear las últimas tendencias en desarrollo móvil y web para facilitar soluciones a medida a las necesidades de los clientes. Aportan soluciones innovadoras a empresas y administraciones públicas con necesidades basadas en el sector de la información geográfica, su captura y representación, y las oportunidades que la expansión de los dispositivos móviles ofrecen en este campo.

María Ángeles Rodríguez, ingeniero técnico industrial con máster en Energías Renovables, dirige iSensor, empresa que implementa sistemas electrónicos e informáticos basados en la tecnología de redes sensoriales inalámbricas y desarroll 'software' asociado. Lleva tres años en el vivero -CEBT-, donde decidió instalarse porque le gustó la idea de que varias empresas de carácter tecnológico estuviesen reunidas en un mismo ambiente.

“Tiene todo lo que una pequeña empresa que comienza puede necesitar, las facilidades y trato con el personal del Ildefe son otro de los grandes puntos a su favor”, asegura. En estos momentos trabaja en un proyecto dedicado al desarrollo de un sistema de adquisición de datos y control remoto de equipos que implica el uso de energías renovables, sensores y comunicación remota a través de dispositivos móviles. Le gustaría, en un futuro, utilizar esos medios para el desarrollo de una iniciativa relacionada con la agricultura.

Semillero de empresas

María Luisa Ibán y Marián Chamorro, ingenieras y emprendedoras, capitatean Geodilab, empresa especializada en varias áreas profesionales enlazadas por el sector agroalimentario y el medio ambiente. “Desde el principio tuvimos claro que queríamos desarrollar nuestra idea de negocio en León y en septiembre del pasado año dimos a conocer nuestro proyecto al Ildefe. Ellos nos ofrecieron la posibilidad de utilizar el semillero de empresas. Durante los meses posteriores, dimos forma a Geodilab y en febrero decidimos alquilar uno de los despachos que quedó libre en el vivero de empresas de la avenida de la Magdalena y desde entonces aquí estamos”, explican.

Añaden que como emprendedoras trabajan de forma proactiva y personalizada, asumiendo los retos de las empresas como propios. Creen que la innovación es fundamental para ser competitivos en el mercado actual y con su trabajo ayudan a establecer estrategias aportando “experiencia, confianza, transparencia y entusiasmo”.

Graduados en Ingeniería Aeroespacial en la Escuela de Ingenierias Industrial, Informatica y Aeronautica de León, Jorge Macías e Iván Truchero dirigen desde 2013 la consultoría MT Ingenieros, nacida para dar solución a vehículos que tienen que ser homologados y matriculados para poder circular por la vía pública. Ofrecen también otros servicios como Certificaciones CE, implantaciones de sistemas de calidad en fabricantes de maquinaria agrícola y han sido habilitados como Iteaf, es decir, verificadores o inspectores de las máquinas que aplican productos sanitarios.

Instalados en el vivero de la avenida de La Magdalena, comentan que les parece “un entorno laboral óptimo, que realimenta de motivación e ilusión a las ideas que conviven y favorece la rentabilidad propiciada a través de la colaboración de los proyectos que allí conviven. Compartir espacio con otros emprendedores, subrayan, contribuye a aprovechar sinergias en distintas facetas de su actividad empresarial.

En ambos espacios, especialmente en el situado frente al parque de Quevedo, en el edificio que alberga también la sede del Ildefe, se ha generado un ambiente que supera el ámbito profesional y que propicia relaciones de negocio y personales. Así lo destaca también Javier Álvarez, periodista creador de Alabla, asesoría de comunicación que se orienta al ámbito digital y que nació motivado por las posibilidades de desarrollo que ofrece el sector. “Es un entorno laboral participativo, en el que hay colaboraciones y puestas en común de los proyectos, lo que permite tener más puntos de vista interesantes”, resume.