Leonoticias

El hijo del exconsejero Miguel Pérez Villar aparece en los papeles de 'Bahamas Leaks'

Miguel Pérez Villar, en una imagen de archivo.
Miguel Pérez Villar, en una imagen de archivo.
  • Gustavo Pérez-Carballo Villar aparece como administrador único de la empresa 'Rustraductors Corporation' | Se trata de una sociedad 'offshore' cuyo objetivo sería ocultar patrimonio para evadir impuestos

Los 'Bahamas Leaks' toman el relevo a 'los Papeles de Panamá' y tras ellos como ocurriera en la investigación inicial aparecen nombres vinculados a León.

Los 'Bahamas Leaks' son el resultado de una investigación coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas y el diario alemán Süddeutsche Zeitung y que en España lideran La Sexta y El Confidencial.

La investigación ha desvelado la existencia de 175.888 entidades 'offshore', trust y fundaciones cuyo objetivo es ocultar patrimonio de sus titulares para evadir impuestos en sus países, para ocultar sus actividades ilícitas o para ambas cosas a la vez.

En su conjunto son 38 gigas de información y 1,3 millones de documentos sobre empresas registradas en Bahamas entre 1990 y 2016.

En estos documentos aparece en esta ocasión el nombre del hijo de uno de los exconsejeros más conocidos en la historia política de la Comunidad, Miguel Pérez Villar.

El temido consejero

Pérez Villar fue un 'temido' consejero de Economía, de industria y vicepresidente de José María Aznar cuando éste gobernó la Comunidad Autónoma.

Su gestión empezó pronto a estar bajo sospecha hasta que en 1995 fue condenado a ocho años de inhabilitación por prevaricación. Dejó la política y se dedicó a los negocios y no son pocos los que advierten del enorme éxito que en ellos ha tenido.

Pérez Villar no aparece en los papeles de Bahamas, pero sí uno de sus hijos: Gustavo Pérez-Carballo Villar. Según El Confidencial, Gustavo Pérez aparece como administrador único de la empresa 'Rustraductors Corporation', cuyo objetivo como el resto de las empresas de este tipo sería rebajar las tributaciones que se impondrían en el país de origen.