Leonoticias

El ajuste en el Banco Popular conllevará la pérdida de 50 de sus 192 empleos en la provincia

Imagen de una sucursal del Banco Popular.
Imagen de una sucursal del Banco Popular.
  • La entidad de ahorro cuenta en la actualidad con 916 trabajadores en la Comunidad | León podría ser la provincia más afectada con medio centenar de 'bajas'

«Era algo esperado». A la representación laboral en el Banco Popular no le ha pillado por sorpresa la profunda reestructuración anunciada por la dirección de la entidad financiera. Un ajuste que supondrá la pérdida a nivel nacional de 3.000 trabajadores.

De ellos un 28 por ciento se concentrará en Madrid, un 16 por ciento en Andalucía, lo cual equivale a entre 480 y 500 trabajadores. Tras ambas comunidades figura Galicia, con un 14 por ciento del total de afectados.

En el caso de Castilla y León, según fuentes sindicales, el ajuste conllevará la pérdida de 240 trabajadores de una plantilla que en la actualidad alcanza los 916 empleados. «Intentaremos minimizar ese impacto con prejubilaciones y bajas incentivadas, pero por el momento estamos a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos», han advertido las mismas fuentes.

Las fuentes han precisado que por el momento no ha ofrecido datos desagregados por oficinas, aunque apuntan que «se están analizando la rentabilidad de las oficinas pequeñas».

Provincia a provincia

A la espera de un informe detallado que permite analizar «provincia a provincia» los sindicatos creen que en el caso de la Comunidad la provincia de León será una de las más afectadas al contar «con un elevado número de sucursales procedentes de las fusiones con el Banco Castilla y Banco Pastor».

La previsión en este caso es que la capital leonesa pierda medio centenar de los 192 trabajadores con los que cuenta en la actualidad, además del cierre de las sucursales de menor rentabilidad.

Fue el pasado martes cuando en un comunicado, el banco presidido por Angel Ron informaba de las medidas de ajuste. El Banco Popular cuenta con una plantilla de 14.935 trabajadores, de lo que cerca de 1.700 son empleados con 59 años o más, y con 2.093 oficinas a junio de este año.

El banco ha concretado que la disminución de la plantilla afectará sobre todo a las sucursales con menor rentabilidad por empleado y además limitará los días de apertura en localidades de menor tamaño. El Popular también prevé potenciar la operativa multicanal y la transformación digital.

ERE «de calado»

Banco Popular transmitía por primera vez la semana pasada a los sindicatos que iniciaría un proceso de despido colectivo en la plantilla, por lo que desde los sindicatos se temía un ERE «de calado».

El banco presidido por Ron ha defendido este ajuste tanto de plantilla como de oficinas con el fin de mejorar la rentabilidad y eficiencia, más aún en un contexto prolongado de bajos tipos de interés. La reorganización contribuirá a modernizar la estructura del banco, también se ha advertido.

En cualquier caso, ha reafirmado la pretensión de llevar a cabo este proceso de forma acordada con los sindicatos.