Leonoticias

La covada, novedad en la Melonera 2016

Presentación de la romería del 26 de septiembre.
Presentación de la romería del 26 de septiembre. / Inés Santos
  • La tradicional romería, que se celebra este sábado en la plaza del Grano, tendrá como plato fuerte la representación de una costumbre anquilosada y el reparto de 400 kilos de melones y 200 de sandías entre los asistentes

Es una de las tradiciones más longevas de la ciudad y el Ayuntamiento de León la quiere recuperar poco a poco.

La romería de la Melonera vuelve este sábado al empedrado de la plaza del Grano, donde los participantes de esta fiesta popular podrán disfrutar de un día de recuerdo y folklore.

Desde las once de la mañana comenzará la fiesta con una exposición de antigüedades del siglo XX y la tradicional parva, que es la acción de tomar orujo acompañado por pan.

El momento central será a la una del medio día, en el que se repartirán entre todas las personas que entren al Grano 400 kilos de melones y 200 de sandías, dando nombre así a la romería.

Posteriormente, se solicita a todo aquel que lo desee que, portando su cesta de mimbre, acompañe a los organizadores de la Asociación Cultural García I a realizar la comida en la misma plaza.

La gran novedad de esta tercera edición será por la tarde con el bautizo y representación de una tradición antediluviana, natural de la maragatería, como la covada.

El acto se iniciará en Guzmán con una comitiva que se dirigirá al Grano para llevar a cabo esta costumbre de antaño en el que la mujer, tras dar a luz, reanudaba sus labores mientras que el marido, ocupando su lugar en la cama, tomaba al niño y recibía las felicitaciones y cuidados de sus vecinos.

Esta tradición se realizaba por tres motivos que no dejan claro su origen: Uno era que simbolizaba el rito de paso de transición de una sociedad matriarcal a una patriarcal. Otra de un ritual protector para que los malos espíritus que querían atacar a la madre se fueran a por el padre que era más fuerte. Y por último, una muestra de ‘paternidad’ para que se supiera que el niño era realmente del padre en cuestión.

La jornada estará amenizada por la música tradicional de Trancare y la actuación de Cantar de Crines que aportarán las notas de sonido al folklore más leonés.

León trata de recuperar su pasado y poner en valor sus costumbres, esas que aunque parezcan ‘de otra época’ ayudan a recordar el pasado y los orígenes de la tierra.