Leonoticias

El edificio del Teatro Emperador en un antiguo grabado.
El edificio del Teatro Emperador en un antiguo grabado. / Peio García

El Emperador que se quedó sin imperio

  • Se cumplen 65 años de la inauguración del Teatro Emperador, que llegó a ser un referente cultural de primer orden, pero que desde hace una década está cerrado al público y en estado de abandono

«Los Vieneses, la gran compañía de Kaps y Joham. Hoy sábado, 22 de septiembre de 1951, inauguración del Teatro Emperador con el estreno de la deslumbrante y fastuosa revista 'Sueños de Viena'». Así anunciaba la prensa del momento la primera función del que aspiraba a ser un referente cultural en la ciudad, el Teatro Emperador, y lo hacía con la actuación de Los Vieneses, una compañía de teatro fundada en los años 40, de reconocido prestigio en toda Europa y que incluso llegó a dar el salto a la pequeña pantalla con la llegada de la televisión a España.

Un gran anuncio de aquel sábado informaba a los leoneses de la representación, durante tres días seguidos, de esta compañía en una doble función a las 20 y a las 23 horas cada día. Así se levantaba el telón del emblemático Teatro Emperador. Dos días más tarde -los domingos no había prensa- se informaba del estreno de este edificio construido por la Empresa Leonesa de Espectácuos S.A. (Elde). «Estaba completamente lleno y en palcos especiales se encontraban el excelentísimo gobernador civil y otras autoridades», se relataba.

Un antiguo cartel de un espectáculo en el Teatro Emperador.

Un antiguo cartel de un espectáculo en el Teatro Emperador. / Peio García

Fue un discurso del señor Roa Rico, en el que elogió el nuevo espacio cultural con unas instalaciones «muy lujosas», el que inauguró el teatro como un espacio «que da prestigio a León». Tras sus palabras dio comienzo el espectáculo en esta primera representación a cargo de Los Vieneses.

El 25 de septiembre, apenas tres días después de la inauguración, tenía lugar la primera proyección, también en doble sesión a las 20 y a la 23 horas. Fue 'Los inconquistables', una producción de Paramount en Tecnicolor y «tolerada para menores», en la que se ofrecía «la más soberbia interpretación de Gary Cooper con Paulette Goodard y bajo la dirección de Cecil B.de Mille». Además, se recordaba que había sido objeto de cuatro meses de proyección consecutiva en el cine Callao de Madrid, un dato que acreditaba esta película «como un verdadero acontecimiento cinematográfico» para la ciudad.

Desde ese momento, se sucedieron, aunque de manera intermitente, las representaciones y proyecciones en un teatro que casi nada tenía que envidiar a los de mayor prestigio del panorama cultural de toda España. Se cumplen ahora 65 años de lo que fue un gran día en la sociedad leonesa, que contó desde ese momento con un nuevo espacio de ocio y divertimento por el que pasaron grandes compañías del momento.

En la historia más reciente, el último gran acontecimiento que tuvo lugar en el Teatro Emperador se desarrolló al más puro estilo Hollywood. Tuvo lugar hace una década. El anuncio de la presencia del actor Viggo Mortensen, acompañado por Elena Anaya, para presentar su última película 'Alatriste', desató la locura en la ciudad, que prácticamente se vio colapsada, ansiosa por contar con acontecimientos sociales de este calado. La cinta, dirigida por Agustín Díaz Yanes, supuso en ese momento una de las principales superproducciones del cine español, con un presupuesto que alcanzó los 20 millones de euros.

El actor Viggo Mortensen, en la presentación de "Alatriste" en el Teatro Emperador.

El actor Viggo Mortensen, en la presentación de "Alatriste" en el Teatro Emperador. / Peio García

Desde entonces, hace una década, el escenario de este emblemático teatro bajó el telón y cerró sus puertas al público, sin poder disfrutar de actividades culturales en este lugar. Un año más tarde de su clausura, el Ayuntamiento de León se hizo con la titularidad del teatro tras abonar más de cuatro millones de euros a la empresa propietaria. Dado que la intención era la recuperación de este espacio, se desarrollaron en su interior algunas representaciones, aunque apenas fueron testimoniales durante épocas festivas en la ciudad.

Sin expectativas para su reapertura

El Teatro Emperador se encuentra actualmente en situación de total abandono en pleno centro de la capital leonesa. Su imagen exterior se ha ido deteriorando con el paso de los años y el descuido de este edificio resulta más que evidente a los ojos del ciudadano y del visitante. En su interior, su mantenimiento es también inexistente desde hace años.

El actor Viggo Mortensen(I), en la presentación de "Alatriste" en el Teatro Emperador.

El actor Viggo Mortensen(I), en la presentación de "Alatriste" en el Teatro Emperador. / Peio García

El edificio es propiedad del Ministerio de Cultura, después de que el Gobierno de España se hiciera con su titularidad en agosto de 2008 abonando al Ayuntamiento de León un total de 4,7 millones de euros. Su intención era instalar en este lugar el nuevo Centro Nacional de las Músicas Históricas para impulsar y desarrollar actividades culturales que permitieran difundir el legado musical español de los últimos 500 años hasta el siglo XXI con su apertura en el año 2011.

El propio ministro de Cultura por aquel entonces, César Antonio Molina, anunció en una visita a León que sería el Ministerio de Vivienda quien se haría cargo de la rehabilitación del inmueble, respetando el diseño original del edificio aunque transformando los 3.900 metros cuadrados de sus instalaciones para acoger todo tipo de manifestaciones musicales, escénicas y coreográficas de formato mediano.

Aunque los avances y anuncios fueron conociéndose a cuentagotas, los temores de que el proyecto del Teatro Emperador podía caer en el olvido fueron cogiendo peso. Finalizaron las obras de rehabilitación de la fachada tras una inversión de 309.000 euros, si bien unos meses antes el director del Inaem había anunciado la necesidad de “repensar” el futuro del inmueble y las funciones que podría albergar.

Pero en abril de 2014 se anunció subasta pública para la venta del Teatro Emperador, para la que se fijó un precio de salida de 3,7 millones de euros. Sin embargo, ninguna oferta se presentó para hacerse cargo del inmueble. Ahora, sin Gobierno estable en España y con una situación económica aún complicada, el futuro del Teatro Emperador no atisba ningún rayo de luz que permita la recuperación de este inmueble histórico para la ciudad.

Tesis sobre el Emperador

Dada la importancia histórica que el Teatro Emperador ha tenido para la ciudad de León, la leonesa Lourdes Getino, licenciada en Biblioteconomía y Documentación por la Universidad de León (León), optó por desarrollar su trabajo de fin de máster, dirigido por la profesora Ana María Freire, sobre la historia de este inmueble. Asegura que la elección del tema fue para “rendir homenaje a un gran teatro de la ciudad” y que “lamentablemente” se encuentra “en un limbo institucional”.

Lourdes Getino, ante el edificio del Teatro Emperador.

Lourdes Getino, ante el edificio del Teatro Emperador. / Peio García

Durante el tiempo que ha llevado a cabo su investigación, pronto comprobó la escasez de bibliografía específica sobre el teatro, por lo que estimó “de gran interés para todo el mundo”, la creación de una herramienta documental disponible para futuros investigadores. A raíz de su trabajo, creó una página web en la que es posible conocer algunas de sus conclusiones al respecto y con la que quiere “reflotar” el teatro que “ha quedado en el olvido”.

Además, recuerda que el Teatro Emperador es un espacio escénico “de suma importancia a nivel nacional”, no solo por su arquitectura teatral, con una sala en forma de herradura cumpliendo las normas del teatro clásico y francés, sino también por el número de compañías y espectáculos internacionales que han pasado por su escenario en sus 65 años de vida. Sobre su futuro, solo el tiempo lo dirá.