Leonoticias

vídeo

Ambiente en la fiesta en la antigua estación de tren, con motivo del aniversario de Isamar. / Noelia Brandón

Que 60 años no es nada

  • La empresa Isamar celebra su aniversario con una fiesta en la antigua estación de tren, ambientada para la ocasión con vestidos y puestos de otra época

Si el bolero cantaba que 'veinte años no es nada', lo de Isamar es tan sencillo como repetirlo tres veces. Con una gran fiesta en la antigua estación de tren, la empresa leonesa celebró su sesenta aniversario en compañía de amigos y clientes.

No faltó detalle. Explotando las posibilidades de la que fuera punto neurálgico ferroviario, la empresa logró ambientarlo todo con puestos de sus establecimientos y cierto aire de nostalgia.

más imágenes

  • La gran fiesta de Isamar

«Cuando hace 21 días Marga y Javier Oblanca vinieron a presentarme la idea la aplaudí desde el primer momento. Son sesenta años de atención de calidad y de excelencia», aseguraba el alcalde de la capital, Antonio Silván, que no dejaba escapar la ocasión para recordar el papel que las diferentes empresas amigas de Isamar juegan en la vida leonesa. «Es un acto que contribuye a hacer ciudad, y más si lo hacen en este lugar, que es emblemático. Esto marca un antes y un después».

No faltaron las autoridades locales en un evento que, además, contó con la música como una de las protagonistas principales. La directora general de Comercio del Ministerio de Economía, Carmen Cardeno, recordaba el galardón que entregaba ella misma el pasado año a Isamar, como Premio Nacional del Pequeño Comercio. «Estos comercios tienen una importancia vital, da empleo a 90.000 personas en la Comunidad, son elementos fundamentales para la dinamización de la economía», concedía en declaraciones a leonoticias.

Entre los nervios y la alegría propia del evento, Margarita González manifestaba la satisfacción por este cumpleaños: «Empezamos con una pequeña tienda en la Plaza de la Inmaculada y de ahí fuimos a más, con la innovación por bandera».

En la actualidad, Isamar cuenta con 22 trabajadores fijos más un buen número de eventuales, esperando seguir cumpliendo años de veinte en veinte, siendo fieles al bolero y celebrándolo, como no podría ser de otra forma, al ritmo de la música.