Leonoticias

vídeo

Ponencia inaugural del XX Congreso. / Sandra Santos

Radiografía a la vianda diaria

  • Más de 150 expertos se dan cita en León con motivo del XX Congreso Nacional de Microbiología de los alimentos, con el telón de fondo de un sector que ha sabido mirar al futuro

En muchas ocasiones, el lector no reparará en lo que se lleva a la boca. No hay que hacer mucho más esfuerzo que plasmar la mirada en la etiqueta para ver la cantidad de ingredientes que nutren la comida diaria, sobre los que a pesar de no reparar en exceso, influyen directamente en el organismo.

El XX Congreso Nacional de Microbiología de los Alimentos cita en León durante estos días a más de 150 expertos en la materia, que tratarán sobre la actualidad del sector y su relación con el resto de actores mundiales.

«Los objetivos no son otros que poner en común retos, desafíos y soluciones en diferentes campos, como seguridad alimentaria, producción de alimentos, conservación e incluso docencia. Es un abanico amplio que se resuelven con 22 ponencias», declaraba Carlos Alonso, presidente del comité organizador.

Profesores, profesionales independientes y expertos debatirán acerca de la actualidad de un sector que, tras el congreso de 1982, vuelve a León. «Este campo ha ido mejorando, en Castilla y León por fin exportamos en gran medida y somos punteros en materias primas, por lo que el sector está avanzando sin dejar de lado los nuevos retos, como productos sin gluten», defendía Alonso. Sin perder de vista el papel de la Universidad de León (la ponencia inaugural se desarrolló en el Albéitar), el presidente del comité organizador no pasó la oportunidad para afirmar que este campo «goza de buena salud».

Con la colaboración del Ayuntamiento y la Diputación, las ponencias se desarrollan en el Aula Magna San Isidoro y en el Hotel Real Colegiata de San Isidoro. El alcalde de la capital, Antonio Silván, recibió a los congresistas, a los que animó a conocer la capital y a «disfrutarla».

Pero no todo es trabajo de auditorio. También hay tiempo para una cata de cerveza y un recorrido turístico para descubrir la capital del viejo reino. Una cita en la que poner de relieve todas las patas que componen un sector del que depende aquello que, de forma mecánica, nos llevamos cada día a la boca.